lunes, 26 de septiembre de 2016

LA CAPILLA DEL OBISPO (MADRID)

La capilla del Obispo de Plasencia, oficialmente capilla de santa María y san Juan de Letrán, es un edificio religioso del siglo XVI, que se encuentra en la capital española. Pertenece a una época de transición entre el gótico, estilo que se aprecia en su planta y trazado, y el arte renacentista, visible en su fachada septentrional y en su decoración interior
Forma parte del complejo parroquial de san Andrés, integrado, además de por la Capilla del Obispo, por la Iglesia de San Andrés, de planta gótica, y la Capilla de san Isidro, de estilo barroco. El conjunto monumental ocupa la práctica totalidad de una manzana, delimitada por la plazas de los Carros y de san Andrés (al sur), la Costanilla de San Pedro (al este), la Costanilla de san Andrés (al oeste) y la plaza de la Paja (al norte). El acceso a la Capilla del Obispo se realiza desde el número 9 de este último recinto.
Se trata de tres edificios independientes que en el pasado estuvieron comunicados entre sí y en la actualidad solo estan unidos San Andrés con San Isidro, esta última Capilla hace las funciones de cabecera y presbiterio de la primera.




Capilla del Obispo En la Plaza de la Paja n 9..
Está situada sobre el solar de una antigua capilla erigida posiblemente por Alfonso VIII en la manzana 129, propiedad casi toda ella de uno de los linajes más poderosos de Madrid, los Vargas. Fue precisamente un miembro de esta familia, Francisco de Vargas, quien ordenó en 1520 la construcción del templo.

 Plaza de la Paja con la cúpula y la torre de San Andrés al fondo
Forma parte del complejo parroquial de san Andrés, integrado, además de por la Capilla del Obispo, por la Iglesia de San Andrés, de planta gótica, y la Capilla de san Isidro, de estilo barroco. El conjunto monumental ocupa la práctica totalidad de una manzana, delimitada por la plazas de los Carros y de san Andrés (al sur), la Costanilla de San Pedro (al este), la Costanilla de san Andrés (al oeste) y la Plaza de la Paja (al norte). El acceso a la Capilla del Obispo se realiza desde el número 9 de este último recinto.
 Arca de San Isidro. (Catedral de la Almudena)
 La Capilla, fue levantada entre 1520 y 1535 para albergar los restos mortales de San Isidro Labrador
El cuerpo de San Isidro, permaneció en el edificio hasta 1544, año en el que el párroco de la Iglesia de San Andrés, consiguió, después de numerosos pleitos, trasladarlo a su parroquia, donde estuvo depositado hasta el S.XIX
La llamada Arca de San Isidro, fué construida a finales del siglo XIII, o comienzos del XIV, para guardar el cuerpo del santo, sustituyendo así al sepulcro original. Más adelante, en 1620, ésta fue de nuevo sustituida por una urna de plata, donación de los orfebres de Madrid y que desapareció durante la Guerra Civil, por lo que el Arca fue custodiada en la Parroquia de San Andrés hasta que se trasladó al Palacio Arzobispal de la ciudad. En la actualidad, se encuentra en la Catedral de la Almudena de Madrid,
 La Capilla del Obispo, en un grabado de 1860. Al fondo, asoman la torre y la cúpula de la Iglesia de San Andrés y, a la izquierda, se sitúa elPalacio de los Vargas
 Las obras fueron acabadas en 1535 por su hijo, Don Gutierre de Vargas y Carvajal, Obispo de Plasencia, y de quien la capilla ha adoptado el nombre con la que es más conocida, ya que su advocación verdadera es la de San Juan de Letrán

 Capilla del Obispo, el abside que se puede ver desde el jardín del Museo de los Orígenes de Madrid, vecino de San Andrés.
La Capilla del Obispo es uno de los pocos ejemplos de arquitectura gótica existentes en Madrid. Su trazado corresponde a la fase tardía de este estilo, que se prolongó durante los reinados de los Reyes Católico y parcialmente de Carlos I.

  La Capilla del Obispo se erige sobre el solar de una primitiva capilla, probablemente mandada construir por el rey Alfonso VIII.


La puerta interior, encargada en el año 1544, se atribuye a Cristóbal Robles y a Francisco de Villalpando. Está hecha en madera de nogal y decorada con diferentes bajorrelieves, donde se representan escenas bíblicas, principalmente del Antiguo Testamento. Está considerada como una obra maestra del escultura renacentista española.


 Acceso a la Capilla que realiza a partir de un pequeño claustro, formado por arcos de medio punto cuyo aspecto actual corresponde a la reforma emprendida en el S.XVIII

 Capilla del Obispo interior   Grabado de Genaro Perez Villaamil (S.XIX)

 Tras la concesión a la familia Vargas de la custodia del cuerpo de San Isidro en 1518, las reliquias del santo fueron trasladados a esta capilla desde la contigua parroquia de San Andrés, por lo que hasta 1544, año en que los restos vuelven a su antiguo emplazamiento, la Capilla del Obispo fue también conocida como la Capilla del Cuerpo de San Isidro.

 El impulso definitivo para la ornamentación de la Capilla,se lo dio su hijo, Gutierre de Vargas Carvajal, obispo de Plasencia (Cáceres) entre 1524 y 1559, a quien se debe la fundación de la capilla y su suntuosa decoración interior. En su honor, la construcción empezó a ser conocida como Capilla del Obispo, abandonándose, a nivel popular, el nombre oficial de Capilla de santa María y san Juan de Letrán.

 Capilla del Obispo retablo y bóveda
Este magnífico edificio, monumento nacional desde 1931, representa la transición del gótico (nave y ábside cubiertas por bóvedas góticas de crucería) al renacimiento (puerta y decoración interior).


 Bóvedas de crucería de la cabecera

 Levantado como una capilla de la parroquia de San Andrés, con la que en un principio estaba comunicada, destaca en el interior el prodigioso retablo mayor, obra del palentino Francisco de Giralte, discípulo de Berruguete, quien lo concluyó hacia 1550 con la colaboración de Juan Villoldo el mozo, quien realizó la policromía

 Fue levantada entre 1520 y 1535, para albergar los restos mortales de san Isidro Labrador. Responde a una iniciativa de Francisco de Vargas, para cuya familia, una de las más poderosas del Madrid medieval, había trabajado el santo, en el siglo XII.

 Los Vargas decidieron entonces convertir la capilla en su panteón familiar. En 1547, Gutierre de Vargas Carvajal encargó al escultor Francisco Giralte la realización del retablo que preside el ábside y de los dos sepulcros situados a ambos lados del presbiterio, donde reposan sus restos y los de sus padres, Francisco de Vargas e Inés de Carvajal. Los trabajos de decoración concluyeron hacia 1550.

 En 1544, una vez retirados los restos de San Isidro, la capilla pasó a ser panteón de los Vargas, de acuerdo a una práctica entonces común entre las más notables familias de la oligarquía madrileña.

 A tal efecto Francisco Giralte también construyó el sepulcro del obispo fundador, con su estatua orante y la de sus familiares; así como los sepulcros de los padres de éste, Francisco de Vargas e Inés de Carvajal, situados a ambos lados del presbiterio. Recientemente ha sido restaurada.

 Estatua orante del Obispo Gutierre de Vargas Carvajal
 El desconocimiento de la capilla se puede explicar porque hasta su reapertura en 2010, la Capilla del Obispo estuvo cerrada al público durante más de 50 años, periodo en el que se ha llevado a cabo una gran obra de restauración.

 Detalle del anterior conjunto funerario

 Vista de la Capilla hacia los pies, con el coro alto

 Escudo del Obispo Gutierre Vargas

 Sepulcro de Don Francisco de Vargas, padre del Obispo

 Vista aerea del conjunto de las iglesias de San Andrés y la Capilla del Obispo, asi como las plazas de la Paja y San Andrés
 En este plano, aparecen las plantas de los templos y su evolución a lo largo del tiempo

Poco se puede decir con certeza de la primitiva iglesia, existente ya a finales del siglo XII y levantada acaso en un solar ocupado anteriormente por la primitiva iglesia cristiana del Madrid islámico, ya que la jurisdicción de San Andrés se extendía por lo que fue el antiguo barrio mudéjar, posterior morería.
Durante las obras de restauración de la Capilla del Obispo, que forma parte del impresionante conjunto de San Andrés, junto con la Capilla de San Isidro, han aparecido restos de la sencilla iglesia medieval y su cementerio, hallazgo quizá no lo suficientemente valorado. Parte de dichos restos se muestran bajo un cristal en la por fin recuperada Capilla del Obispo.
En la taquilla del Museo de la Catedral de la Almudena se pueden reservar y comprar los tickets para visitar la Capilla del ObispoHorarios: M, de 10 h. a 12.30 h. y J, de 16 a 17.30 h.


Fuentes:

http://www.academiadelpartal.org/files/n2_6.pdf

http://salondeltrono.blogspot.com.es/…/la-iglesia-de-san-an…

https://es.wikipedia.org/wiki/Capilla_del_Obispo_(Madrid)

http://elmadridmedieval.jmcastellanos.com/…/marco%20iglesia…