lunes, 26 de septiembre de 2016

SAN ISIDRO Y SU VIDA EN MADRID

Tradicionalmente se considera que San Isidro nació en el año 1082, en el arrabal cristiano de San Andrés, era hijo de labriegos por lo que ayudaría a sus padres a trabajar en el campo. Isidro queda huérfano y para poder sobrevivir comienza a trabajar como jornalero para los Vera, aunque a lo largo de su existencia tuvo varios patronos.
Vamos a referir aqui su historia en la ciudad de Madrid y visitar aquellos lugares con los que el Santo tuvo algún tipo de relación, convirtiendose a lo largo de los siglos, unos en objeto de veneración de los madrileños y como recordatorio de su vida, otros.

 San Isidro  Jusepe Leonardo Chabacier 1625
 Obra de los inicios de la pintura barroca, muestra al santo madrileño del siglo XII, que fue jornalero agrícola al servicio de Juan de Vargas, que aparece arrodillado e implorante a sus pies. De rotunda figura, el santo está realizando uno de los milagros que se le atribuyen: clava la aguijada en el suelo para hacer brotar agua con la que saciar la sed de su amo, Juan de Vargas, un día de verano. En un segundo plano se contempla otro milagro del santo, el de los ángeles que ayudaban al santo a arar los campos con los bueyes, pues el santo se había entretenido mucho tiempo en rezar. Al fondo, en un paisaje del entorno de Madrid, se contempla el puente de Segovia sobre el río Manzanares y el Alcázar de los Austrias,

 Situación de la casa del patrón de San Isidro, Iván de Vargas

 

 Antigua portada de la Casa de Iván de Vargas,
 Don Juan de Vargas (también conocido como Iván de Vargas) fue un caballero medieval de la familia de los Vargas, uno de los linajes más antiguos de Madrid. Conquistó Madrid en 1083, reinando Don Alfonso VI de León y Castilla. Sus descendientes participaron en todos los acontecimientos importantes de la Reconquista y, luego, de la conquista del Nuevo Mundo


  La casa de Iván de Vargas (siglo XVII), que fue aposentador de Juan II y patrón de San Isidro –quien es el “Santo Patrón” de Madrid-, se encontraba en la calle del Doctor Letamendi 1, esquina a San Justo. La casa original se derribó y sobre ella se construyó otra que perteneció a Ana de Vargas, hija del primero. En la casa residió Juan de Bohórquez, Consejero de Castilla con Felipe II, siendo en 1625 propiedad de Francisco Guidiel de Vargas, para pasar en 1661 a manos de su hijo Luís Gudiel de Vargas que unió a la propiedad varias casas colindantes.


 La que fuera casa de Iván de Vargas, el «patrón» de San Isidro, demolida en 2002 por su estado ruinoso —con gran escándalo, por ser de los pocos edificios del siglo XVII que se conservaban en Madrid— ha sido sometida a una completa reconstrucción, que ha costado 6 millones de euros, y ha devuelto al solar las trazas originales de lo que fue, además de ampliarlo con una nueva dotación —tan escasas en Centro— que funcionará como biblioteca municipal.

La Biblioteca de Vargas de la calle Sacramento esconde en su interior algunos secretos relacionados con San Isidro. Esta biblioteca ocupa el solar en el que se encontraba una casa señorial perteneciente a Iván de Vargas, amo y señor de San Isidro. De la primitiva casa señorial apenas quedan tres de escudos y uno de los pozos, para mi el más bello, atribuido a San Isidro.


Y siguiendo con la vida del Santo, paso a relatar otro episodio importante:
Yüsuf Ben Tasüfin, el Emir del Imperio Almorávide al Norte de África, desembarca en Algeciras en el año 1086, derrotando a Alfonso VI en Zalacá. Desembarca por tercera vez en el año 1090, fracasando en la conquista de Toledo, pero desbastando las tierras y fortalezas que encontraba en el camino, entre ellas Mayrit.
Isidro al igual que muchos habitantes de la villa decide huir de esta. Acude a Torrelaguna, localidad madrileña ubicada en el nordeste de la provincia, donde residían unos parientes lejanos.




Imágenes de San Isidro y Santa María de la Cabeza en el Puente de Toledo que se encuentra situado en Madrid.
 Es de estilo barroco-churrigueresco y fue construido entre los años 1718 y 1732 por el arquitecto Pedro Ribera.
 Isidro conoce en Torrelaguna  a María Toribia, más conocida como Santa María de la Cabeza, con la que contrae matrimonio.





 Detalle de la imagen de San Isidro en el Puente de Toledo (Madrid)

 Santa María de la Cabeza
Nació en Caraquiz (Uceda, Guadalajara) en una fecha indeterminada entre finales del siglo XI y comienzos del siglo XII. En Torrelaguna, (Madrid) conoció a Isidro Labrador, que estaba huyendo de la conquista almorávide.

 En el año 1118 Alfonso I “El Batallador” conquista Zaragoza, iniciándose un movimiento que culmina con la expulsión de los Almorávides de la Península Ibérica, por lo que el matrimonio regresa a Madrid. Isidro comienza a trabajar para los Vargas, saliendo Cada amanecer salía a trabajar los campos situados entre las colinas de Carabanchel, las llanuras de Getafe, las orillas del Río Manzanares o las del Jarama


Carbanchel, Ermita de Nuestra Señora de la Antigua
Fue levantada en estilo románico-mudéjar en el siglo XIII, aunque tiene algunos elementos del siglo XII y conserva en muy buen estado su primitiva estructura medieval.
La ermita está levantada sobre una villa romana de los siglos II y III, es de planta rectangular y ábside semicircular unido por sendos tramos rectos a la nave, que está cubierta a dos aguas y apoyada en muros y pilares que la dividen en tres tramos y con un coro muy primitivo. Dentro destaca un antiguo pozo y que posiblemente tuvo que ver con San Isidro.




 La tradición sitúa en esta iglesia dos de los milagros (el del lobo y el de la hogaza de pan) atribuidos a San Isidro (1080-1172), santo que vivió dos siglos antes de que se iniciara la construcción del edificio actual.
Cerca araba San Isidro, y cuando suspendió la labor para rezar, un angel bajó del cielo y condujo a los dos bueyes y reanudó el trabajo
  Pozo dela Ermita de Nª Sª de la Antigua
    El santo murió en 1172 y los técnicos datan la aparición de la ermita algunos años después, ya en el siglo XIII. Aun así, la fecha no es oficial. Además, cabría la posibilidad de que, aun siendo posterior a San Isidro, la ermita fuera construida respetando la existencia del pozo.
    Antes de dedicarse a la labranza, el patrón de Madrid fue pocero. De hecho, se le atribuye la creación de varios pozos y el hallazgo de numerosos acuíferos.


 Uceda (Guadalajara) Iglesia románica de Santa María de la Varga. Utilizada en la actualidad como cementerio, debido a su estado de semi-ruina.
Según cuenta la tradición, hubo un momento en que Isidro y María deciden separarse para poderse dedicar mejor su servicio a Dios, y María vuelve a Caraquiz (Uceda), quedándose Isidro en Madrid.


 Torrelaguna Ermita de la Virgen de la Piedad.
María acudía muy a menudo a la ermita de Nuestra Señora de la Piedad, situada en las tierras de Torrelaguna, la cual cuidaba, limpiaba, adornaba, y en la cual pasaba mucho tiempo meditando.
Al morir, se cree, deseo ser enterrada en este templo de la Piedad de Torrelaguna, de la que fue camarera, pero a finales del siglo XVII, se exhumaron sus restos de manera secreta para los vecinos de Torrelaguna y nunca volvieron al lugar.

"Aleluyas" populares, dedicadas a la vida y milagros de San Isidro


 MUSEO DE LOS ORÍGENES O DE SAN ISIDRO
Cuenta la tradición que Isidro de Merlo y Quintana estuvo sirviendo, junto a su mujer y también futura Santa, María de la Cabeza, al noble madrileño Juan de Vargas, hasta que descansó en paz. Con el tiempo, el lugar pasó a pertenecer a los Lujanes, que mandaron construir el palacio cuya réplica moderna conserva hasta el escudo de la noble familia en los capiteles de su patio (neo) renacentista.

 El edificio, la denominada Casa de San Isidro, es fruto de la reconstrucción llevada a cabo por el Ministerio de Fomento y el Ayuntamiento. La original fue demolida en 1972, debido a su mal estado. Se trataba de un palacio del siglo XVI, propiedad de la familia de los Lujanes, levantado sobre el palacio de los Vargas, patrones de San Isidro y Santa María de la Cabeza.

 Patio renacentista del Palacio de los condes de Paredes de Nava, que sirve de sede al museo.
es del siglo XVI, fue desmontado, por la ruina del edificio y se ha reconstruido en parte, siendo una pieza única junto al del patio del Colegio Imperial en la calle de Toledo,


 Patio neorrenacentista del Museo

En él,se encuentran dos figuras en piedra,que describo a continuación.
 En 1791 el nuevo Maestro Mayor de Madrid, Juan de Villanueva, propuso disponer en los costados de la fuente de la Cibeles, dos esculturas de piedra de un dragón y un oso, obra de Alfonso Bergaz hijo, que arrojaban agua por unos caños de bronce insertos en sus bocas

 El dragón se destinó para uso público y el oso para que llenasen sus barriles los 50 aguadores que se acabarían asignando a la fuente. En 1862 el dragón y el oso fueron retirados,siendo sustituidos por dos leones,que siguen en la actualidad.
Las imágenes del oso y el dragón, aparecen en el escudo de Madrid ( se explica en el blog de los orígenes de Madrid)

 Los condes de Paredes de Nava , en el siglo XVII, levantaron la Capilla dedicada al Santo que, fue reformada en 1663 y después de nuevo entre 1783 y 1789, época de la que data la decoración actual. Las pinturas murales que cubren las bóvedas fueron realizadas por Zacarías González Velázquez. El óvalo central representa la apoteosis de San Isidro, y en la bóveda de la nave aparecen dos ángeles que sostienen una corona de laurel mientras otros dos presentan una banda con la inscripción: «Hice dormivit in domino» («Aquí durmió en el Señor»), aludiendo a la tradición según la cual el santo murió en este lugar

 El retablo es del siglo XVIII, de madera pintada imitando mármol. Un arco de medio punto alberga una escultura de madera policromada que se encuentra en la capilla desde el año 1663.

 Pintura mural representando la apoteosis de San Isidro, firmada: "Zacharias Velazquez fecit. Año 1789"
 "El milagro del pozo"Alonso Cano 1638 El óleo, fue pintado para una iglesia madrileña, desde donde pasó al Museo del Prado.
María e Isidro tan sólo tuvieron un hijo, al que las tradiciones populares le atribuyen el nombre de San Illán. Uno de los milagros más conocidos del santo es aquel según el cual el niño cayó a un pozo muy profundo. Santa María rogó a su marido que lo salvase y al instante el agua del pozo subió milagrosamente hasta el brocal, llevando al niño sobre sus aguas intacto

 Pozo del milagro. Siglo XII.Posiblemente el milagro más famoso de todos es el que salvó a su hijo Illán de una muerte segura.

 Al parecer, mientras San Isidro se encontraba trabajando en el campo su hijo cayó en el interior de un profundo pozo. Cuando llegó se encontró a su mujer, Santa María de la Cabeza desesperada y lamentándose por lo que había ocurrido. Ambos se pusieron a rezar junto al pozo y pronto el nivel del agua comenzó a subir hasta que el niño salió a la superficie.

 Cenotafio de Beatriz Galindo , que se encuenta en el Museo, junto al de su esposo.
Beatriz Galindo,llamada La Latina,por sus conocimientos en esa lengua,fué ademas una escritora y humanista española, preceptora de los hijos de los Reyes Católicos.
Se le debe la fundación del hospital de la Latina (1499-1507) y de los conventos o monasterios de la Concepción Francisca y la Concepción Jerónima ( fue enterrada en el primero), en Madrid.
Destaca la escultura yacente de Beatriz Galindo, en alabastro


 Cenotafio de Francisco Ramirez el Artillero.
Esposo de Beatriz,sus cenotafios desde el antiguo convento de la Concepción Francisca, pasaron por otros destinos hasta llegar al Museo de San Isidro, o de los orígenes de Madrid. Estos sepulcros tienen motivos diferentes, aunque son del mismo estilo renacentista plateresco.

He creido interesante añadirlos en este blog, por su indiscutible valor artístico e histórico, aunque no tengan relación con San Isidro.

Esta zona es exterior y se trata de un jardín arqueobotánico que ocupa el espacio que hay entre el museo y el ábside de la Capilla del Obispo. Entre el rumor de sus fuentes, sus banco y rodeado de piedras con siglos de historia recoge las especies vegetales que se han ido encontrando durante las excavaciones de los distintos yacimientos arqueológicos que existen en esta gran urbe y que se cultivaron en la ciudad en el pasado.

CAPILLA DEL OBISPO
Abside,que se puede ver desde el anterior jardín.
Esta Capilla,vecina al Museo y adosada a la Iglesia de San Andrés,fué comentada en otra publicación.Se la considera la mas antigua que hay en la capital.

 Capilla del Obispo: interior destaca en el interior el prodigioso retablo mayor, obra del palentino Francisco de Giralte, discípulo de Berruguete, quien lo concluyó hacia 1550 con la colaboración de Juan Villoldo el mozo, quien realizó la policromía .Los cenotafios de los Vargas, a ambos lados, tambien son del mismo escultor.
Tras la concesión a la familia Vargas de la custodia del cuerpo de San Isidro en 1518, las reliquias del santo fueron trasladados a esta capilla desde la contigua parroquia de San Andrés, por lo que hasta 1544, año en que los restos vuelven a su antiguo emplazamiento, la Capilla del Obispo fue también conocida como la Capilla del Cuerpo de San Isidro.
 
 IGLESIA DE SAN ANDRÉS Y LA CAPILLA DE SAN ISIDRO
Poco se puede decir con certeza de la primitiva iglesia, existente ya a finales del siglo XII y levantada acaso en un solar ocupado anteriormente por la primitiva iglesia cristiana del Madrid islámico, ya que la jurisdicción de San Andrés se extendía por lo que fue el antiguo barrio mudéjar, posterior morería. Este templo fue muy frecuentado por san Isidro Labrador y santa María de la Cabeza, feligreses de la parroquia en la que el santo fue enterrado

 La Capilla de San Isidro, según un grabado de Genaro Perez Villaamil
En la imagen aparece la Capilla, tal como era en el S.XIX, según la diseñó su arqutecto

 Tras la canonización de San Isidro en el año 1622, y viendo la modestia del templo en que estaban depositados sus restos, se barajó la posibilidad de construir uno nuevo o bien de adosarle capilla que fuese digna del patrón de Madrid. Optándose por esta solución, ya en 1629 el arquitecto de Su Majestad, Juan Gómez de Mora presentó los planos de un primer proyecto de capilla de tres tramos paralelos a la nave de la iglesia gótica.

 En 1642 se convocó nuevo concurso, al que se presentaron varios de los más destacados arquitectos de la Corte, entre ellos el propio Gómez de Mora, fray Lorenzo de San Nicolás y el hermano Francisco Bautista, siendo elegidas las trazas aportadas por Pedro de la Torre, que fué el que la realizó.


 LA ERMITA DE SAN ISIDRO
La primera ermita de San Isidro data del año 1528, y se construyó por iniciativa de Isabel de Portugal, esposa del emperador Carlos I.
Como he mencionado con anterioridad la fuente y el oratorio que se construyo junto a esta, y que con posterioridad seria la Ermita del Santo, se encuentran situados en la tierra de labor de los Vargas. La Ermita de San Isidro en encuentra en el Paseo de la Ermita. 


"La Ermita de San Isidro" Francisco de Goya 
Las fiestas populares estaban de moda entre los miembros de la alta sociedad madrileña de la Ilustración. Las aristócratas se vestían de majas para participar, pasando lo más desapercibidas posible, en las romerías y actividades del pueblo. Este es el motivo por el que se eligieron dos escenas recogiendo festejos madrileños para la decoración del dormitorio de las Infantas en el Palacio de El Pardo: la Pradera deSan Isidro y la Ermita de San Isidro que aquí contemplamos. Curiosamente ambas imágenes no se pasaron a cartón, quedándose en boceto, al fallecer Carlos III, en diciembre de 1788.

  Ermita de San Isidro, interior 

 Siglo a siglo, cada 15 de mayo, la Pradera de San Isidro, abandona su habitual calma, para transformarse en un verdadero bullicio de romeros, que acudían a los famosos puestos de botijos, para llenarlos con el agua de la Fuente del Santo, comían las famosas rosquillas, o las gallinejas y entresijos, para montar en el Tio Vivo y marcarse el famoso chotis

 Boceto para cartón de "La pradera de San Isidro" Francisco de Goya 1788
Hacia 1788, Francisco de Goya recibió el encargo de realizar algunos cartones para tapices que servirían de decoración para las habitaciones de los infantes en el palacio de El Pardo.
Se distingue perfectamente el perfil del Madrid de la época con el puente de Segovia, la cúpula de San Francisco el Grande y el Alcázar nuevo, lugares muy bien conocidos por Goya, siendo el verdadero protagonista del cuadro, el paisaje de Madrid que se extiende más allá del río Manzanares.El más importante de ellos fue “La Pradera de San Isidro”. Goya realizó el boceto, encargó el bastidor y tras la muerte del rey interrumpe el encargo.

 "La romería de San Isidro"   es una de las Pinturas negras que formaron parte de la decoración de los muros de la casa —llamada la Quinta del Sordo— que Francisco de Goya adquirió en 1819.Esta obra muestra una visión de la romería hacia la ermita de San Isidro de Madrid totalmente opuesta a la que plasmó más de veinte años antes el mismo Goya en La pradera de San Isidro. Si entonces se trataba de reflejar las costumbres de un día festivo de los habitantes de Madrid y proporcionar una vista bastante fiel de la ciudad, ahora la escena refleja un grupo de personajes en la noche, al parecer ebrios y cantando con rostro desencajado.

 El agua proviene de un manantial cercano, que nace a la izquierda de la ermita. Desde el año 1407 existe documentado un Viaje de Agua que llegaba hasta la Fuente del Puente de Toledo.

 Esta fuente tiene fama de ser milagrosa ya que, según se cree era una mañana calurosa cuando San Isidro la hizo manar de una roca pelada, mientras trabajaba en los campos de su amo, Iván de Vargas. La tradición es beber agua del santo todos los 15 de mayos cuando se celebra su onomástica.

 En la zona superior de la Fuente se encuentra un relieve del siglo XVIII, que representa un cuadro de Carreño que realizó para la Capilla de San Isidro, que reproduce el milagro de la fuente (El cuadro lo mostré en la primera foto del blog.)


 COLEGIATA DE SAN ISIDRO
Colegiata de San Isidro, en Madrid (España). El edificio fue proyectado en 1620 por Pedro Sánchez y construido entre 1622 y 1664 en estilo barroco; reformado de 1767 a 1769 por Ventura Rodríguez; gravemente dañado por un incendio en 1936

 Hornacina sobre la puerta de la Real Colegiata de San Isidro, donde se veneran los cuerpos del santo labrador y su esposa, santa María de la Cabeza

 El templo ha pasado por muchas vicisitudes. Se identifica con la antigua casa de los Vera, donde vivían los santos madrileños. Sobre ella se construyó la iglesia jesuita de San Pedro y San Pablo, fundándose en 1603 el Colegio Imperial. El actual templo se comenzaría a erigir en 1622, bajo la advocación de San Francisco Javier, englobando la antigua casa y su pozo bajo la capilla del evangelio, hoy dedicada a la Inmaculada y donde radica la congregación de San Isidro de Naturales de Madrid.
 Colegiata detalle de la cúpula

 El rey Carlos III mandaría trasladar los restos de los santos a este templo, donde hoy ocupan el altar mayor, El templo fue parcialmente destruido en 1936, debiendo su actual aspecto a una mezcla de elementos antiguos y modernos, originales y copiados de muy diversa calidad. Durante décadas ejerció la función de Catedral, categoría que luego se trasladó a la Almudena

 Retablo Mayor en cuya parte central esta la urna con los restos de los Santos

 Desde 1769 y tras idas y venidas por varias capillas de la capital, el cuerpo de San Isidro labrador, hayado incorrupto en el 1212, se encuentra en el sarcófago del retablo mayor.

 Patio renacentista, único en Madrid de este estilo ya que el del Museo de los Orígenes esta muy reformado,que pertenecía al antiguo Colegio Imperial de los Jesuítas y hoy es del IES de San Isidro


 MOMIA DE SAN ISIDRO
San Isidro Labrador vivió en un caserío en Carabanchel Bajo durante el siglo XII, y fue sepultado primeramente en el cementerio de San Andrés. El desbordamiento de un arroyo que pasaba por este camposanto descubrió el cuerpo incorrupto de Isidro, lo que fue interpretado como intervención divina, y su cuerpo fue trasladado entonces al altar mayor de la iglesia de San Andrés.

 Dibujo que representa el cuerpo de san Isidro, tal y como fue hallado tras la apertura de su sarcófago en 1982.
 Arca de San Isidro Catedral de la Almudena, donde se encuentra en la actualidad, sin los restos.
Los testimonios materiales sobre el patrón madrileño son sólo un códice de fines del siglo XIII; la arqueta de su sepultura, hoy en el testero de la girola de la catedral de la Almudena y su propio cuerpo -murió en torno al año de 1172- del que la tradición dice que fue hallado incorrupto 40 años después de su muerte, tras la que fue inhumado en el cementerio de San Andrés, junto a la hoy parroquia del mismo nombre.

Arca de San Isidro detalle de una de las pinturas, donde se aprecian las imágenes de San Isidro y su esposa.
Tras ser enterrado entre 1535 y 1555 en la Capilla del Obispo y regresar a su entierro de San Andrés, su cuerpo se conserva hoy en una urna de plata, regalo de la reina Mariana de Neoburgo, esposa de Carlos II, en el altar mayor de la colegiata de San Isidro en la calle de Toledo. "El sarcófago fue abierto por última vez en 1982"

 CAPILLA DEL ESTABLO O DE LA CUADRA DE SAN ISIDRO.
Para finalizar, un lugar casi desconocido y tambien relacionado con San Isidro.
En el altar principal existe un sencillo retablo en estilo neoclásico de finales del siglo XVIII con hornacina principal de arco de medio punto, flanqueado de dos columnas compuestas y remate en entablamento clásico ornamentado en su centro con el anagrama de Jesucristo rodeado de haces de rayos solares. En el centro de la hornacina, un paisaje acoge las efigies de San Isidro Labrador y Santa María de la Cabeza obras de finales del siglo XVIII o principios del siglo XIX


la Capilla de la Cuadra de San Isidro que se sitúa en el interior del edificio ubicado en la calle Pretil de Santisteban, 3 y cuya visita tan solo se efectúa todos los 15 de mayo.para que  pueda ser disfrutada y de obligado  peregrinaje, en la fiesta del Labrador siempre mostrada por la amabilidad de los descendientes de la familia Vargas
La capilla es una fundación de principios del siglo XVII que se crea en un espacio pequeño nada sobresaliente al exterior ya que en el plano de Texeira de 1665 no apreciamos ninguna construcción religiosa en el conjunto de la manzana nº 153.
Será don Diego de Vargas Zapata Luján Ponce de León (1643-1704) quien impulse la fundación de la capilla. Un personaje de gran relevancia para la conquista pacificadora de Nueva España (México) de la que fue Gobernador y Virrey de la misma y quien llevó la devoción de San Isidro a las nuevas tierras.


FUENTES:


https://urbancidades.wordpress.com/2008/06/03/la-casa-de-ivan-de-vargas/

https://es.wikipedia.org/wiki/Iglesia_de_San_Andr%C3%A9s_(Madrid)

http://www.fotomadrid.com/verArticulo/110

http://nutriguia.com/art/bbtdcbe3.html

https://bloghistoriadelarte.com/tag/san-isidro/   

(Las fotografías son tomadas de la web, de los distintos lugares.)