viernes, 27 de enero de 2017

LOS CIMBORRIOS DEL DUERO O CASTELLANO Y LEONESES



EL CIMBORRIO

El cimborrio (del latín ciborĭum, a su vez del griego kibṓrion fruto del nenúfar, copa de forma semejante a la de este fruto) es un elemento arquitectónico en forma de torre erigido sobre el crucero de una iglesia, que permite iluminar y ventilar el interior.

La misma definición que da la DRAE de cimborrio, no ayuda ya que dice: Cuerpo cilíndrico que sirve de base a la cúpula y descansa inmediatamente sobre los arcos torales  no ayuda, ya que claramente lo confunde con el tambor, que define bien : Pared vertical redonda o poligonal, generalmente con ventanas, que sostiene una cúpula.

En los templos con planta de cruz, esto es en los que existe nave transepto, o en los dotados de cabecera trebolada, la intersección de espacios ante su cabecera central origina un espacio cuadrado propicio para elevar sobre el mismo una estructura arquitectónica que aporte luz a su entorno interior.
Montar una semiesfera sobre el mismo requiere darle a la base de ésta más apoyo para descargar sus empujes de modo uniforme. Lo resuelven añadiendo trompas o pechinas a los ángulos del cuadrado,  pasando así de la planta cuadrangular a la octogonal. Y sobre el octógono resultante ya es posible asentar la semiesfera con garantías.

Vamos a ver un tipo especial de estos cimborrios:



Cimbórrio de la Catedral de Zamora

CIMBORRIOS CASTELLANO-LEONESES

Tres son las iglesias que conservan en España este tipo de cúpula, un tanto extraña a la arquitectura española, que voy a intentar describir en este artículo. Se trata de ciudades que se encuentran muy cercanas, en un área de solo 60 kilómetros, por lo que es muy posible que el mismo arquitecto participara en los tres lugares. Estamos hablando de la Catedral de Zamora, la Catedral Vieja de Salamanca y la Colegiata de Toro.
Resulta controvertida la asignación de un origen estilístico y de unos antecedentes, si los hubo, de estos cimborrios castellano-leoneses. No es infrecuente el que se les atribuya una procedencia próxima aquitana que, a su vez, sería producto de otra más remota bizantina.
No obstante, existen también voces muy autorizadas que se elevan en defensa del carácter autóctono de estas construcciones cupuliformes.

Pero cuando observamos estas hermosísimas construcciones, la polémica está servida. En opinión de unos, el origen de tales cimborrios es de procedencia oriental y mostraría la pervivencia de elementos bizantinos en la arquitectura románica. Según otros, la presencia de los cimborios gallonados se debe a una clara influencia del románico francés, ya que en el sudeste de Francia pueden encontrarse iglesias con estructuras muy semejantes, al menos vistas desde el exterior. No falta quien apunta que esta manera de construir se enraíza perfectamente en antiguas tradiciones hispánicas. Es evidente que los cimborrios se parecen ligeramente a las cúpulas bizantinas y, por otra parte, conocemos la presencia de arquitectos y clérigos franceses en el románico español.

 Cimborrio de la Sé de Évora

Nunca sabremos a ciencia cierta cómo fue que estas construcciones acabaron levantándose en la zona del Duero e incluso más al sur (existe un elemento semejante en la catedral de Évora, en el Alentejo portugués), pero ahí quedan, con varios cientos de años sobre sus piedras, para dejarnos un mudo testimonio de su belleza.


LOS ANTECEDENTES BIZANTINOS


Vamos a esbozar primero las técnicas constructivas del arte bizantino, probable inspirador de nuestros cimborrios.
 La bóveda bizantina es la  construida con una sóla hoja de ladrillos, sin trasdosado de hormigón y, sólo en ocasiones, con un relleno de tierra y con elementos cerámicos de aligeramiento; y por tanto, mucho más ligera, atérmica y flexible que la bóveda romana.

 Esta hoja o rosca de ladrillos, se resolvió, en la mayor parte de los casos, con los ladrillos colocados mostrando su testa al interior de la bóveda, es decir, radialmente, a modo de sardinel.

Para elevar a gran altura la cúpula, el arquitecto bizantino se valió de recursos técnicos que superan a los alcanzados por los romanos:


Para aligerar el peso de las cúpulas sin disminuir su resistencia se utilizaron materiales como vasijas cerámicas huecas y mortero confeccionado con piedra porosa (pómez).
 Estas técnicas de abovedamiento, que tratando de buscar su origen último pueden proceder,  de Mesopotamia y de la Persia sasánida, se desarrollaron en pleno período bizantino en las costas orientales de Asia Menor y en tiempo de Justiniano, llegaron de la mano de los arquitectos del Emperador, a Constantinopla y Salónica, a través de Éfeso, Mileto y Dere Agzi.
 Estos arquitectos la  generalizaron y la utilizaron en la construcción de las grandes iglesias.


Santa Sofía en Estambul. interior

Estas bóvedas, en el período bizantino, se horadaron con frecuencia, en su arranque, introduciendo huecos de iluminación en su propia superficie. Se trataba con esto, de proporcionar luminosidad al edificio.
Más tarde, sobre el círculo determinado por las pechinas, se elevó un tambor o cimborrio poligonal, pasando los huecos de iluminación a ocupar las caras de este elemento. Sobre el cimborrio, se colocaría a partir de ahora la cúpula o bóveda que coronaba el espacio central.

 
Sirva como ejemplo de aquellas que abrieron sus huecos en el arranque de la propia bóveda, entre otras muchas, Santa Sofía de Constantinopla. En ella, como ya hemos visto, sus huecos están tan próximos que crean un cinturón de iluminación continuo, que hace que la bóveda parezca mantenerse separada del edificio y flotando sobre él.

 Sección de Santa Sofia

Gallonada es la actual bóveda de Santa Sofía de Constantinopla: es la consecuencia de la resolución de una bóveda mediante nervios o arcos de medio punto, o parabólicos.
La construcción, mecánicamente, es fácil: Se construyen los arcos radiales de manera que todos confluyen en la clave, y los espacios entre arco y arco se cierran sirviéndose de ellos, mediante plementos.
La bóveda que luce Santa Sofía de Constantinopla, es uno de los ejemplos tempranos. 


La Iglesia de Santa Irene (Estambul), es otro ejemplo de esta tipología, aunque en ella, la gran altura de los huecos muestra al exterior, un simulado y enorme cimborrio.


Son ejemplos de la tipología de bóvedas sobre pechinas con cimborrio intermedio:

Iglesia de Panagia Kapnikarea.Atenas.
(Panagia significa "santísima" )


Vista de la Iglesia de Panagía Parigoritissa Atenas


la Panagia de Skripou, al Norte de Atenas,


Y la Fenari Isa Camii de Constantinopla, con cimborrio circular,


 Koimesis de Nicea


Iglesia de los Santos Sergio y Baco (Estambul)

El edificio bizantino con una cúpula central fue erigido en el siglo VI siendo el modelo en el que se inspiraron para la construcción de Santa Sofía por lo que es conocida también con el nombre de Pequeña Santa Sofía. Es uno de los mejores ejemplos de arquitectura bizantina temprana de Estambul.



 La bóveda de la iglesia de  los Santos Sergio y Baco (Estambul)  es normalmente descrita erróneamente, como gallonada. en realidad es esquifada de ocho triángulos curvos.


Además de Santa Sofía, se cubrió con bóveda gallonada  la iglesia del Salvador de Cora (Kahriye Camii) en Constantinopla (Estambul)

 Tras la crisis iconoclasta de los siglos VIII y IX, Bizancio resurge en los siglos X y XI, en la segunda Edad de Oro, el período más característico o acusadamente bizantino, aunque las principales obras no se encuentren en Constantinopla. Se cierra esta etapa con la toma de la capital por los cruzados  venecianos en el año 1204.

Estas son las principales:

    San Marcos de Venecia (s. XI). Copia de los Santos Apóstoles de Constantinopla.
    Santa Sofía de Kiev (s. XI). 
    Monasterio de Dafni y monasterio de Hosios Lukas (s. XI)..
    Catedral de Cefalú (s. XII).
    Catedral de Monreale (s. XII).
    Capilla palatina de Palermo (s. XII).

El cimborrio, que puede proceder de las construcciones sirias de Qal'at Siman, pasó de esta forma, a la arquitectura románica, renacentista, e incluso a la arquitectura actual.  


San Marcos de Venecia

Concebida en un principio con planta de cruz griega y cúpula sobre crucero y los brazos (5 cúpulas), la iglesia fue quemada en un motín en el año 975 y reconstruida en el siglo XI por arquitectos y obreros de Constantinopla. Las obras de la actual basílica de estilo bizantino se iniciaron hacia 1063, y el nuevo templo fue consagrado diez años después.
 

Y en última instancia las iglesias bizantinas, tuvieron una gran influencia en zonas europeas que mantenían relaciones comerciales con el Mediterráneo, como el caso de la Aquitania francesa.

LA INFLUENCIA DE AQUITANIA


Uno de los ejemplos más llamativos es la Catedral de Saint Front, en Périgueux, que en el siglo XII fue construida como un gran edificio con cinco cúpulas escamadas, cuya disposición es muy similar a las de San Marcos de Venecia.


Catedral de Saint Front, en Périgueux
 La planta de la catedral tiene forma de cruz griega. Sus cinco cúpulas con torretas muestran una relación arquitectónica directa con los edificios religiosos orientales, que sirvieron como inspiración para los arquitectos de la Catedral.

 En la zona del Perigord, existe otro grupo de iglesias románicas que se ven influenciadas tambien por San Marcos de Venecia:



 Catedral de Estrasburgo detalle del cimborrio y los contrafuertes
Fue construida durante cuatro siglos, entre 1015  y 1439 ya en el estilo gótico tardío. En un principio fue una basílica de estilo románico, pero a partir de 1220 comienza la restauración y ampliación del edificio en el nuevo estilo gótico.


y otras como la  Abacial de Saint-Étienne de Caen (Francia)


O Saint-Pierre de Angulema

Se emplearon en casi toda Europa en las grandes iglesias desde la época medieval, primero en estilo románico y luego gótico. Destacan los cimborrios góticos franceses de la zona de Normandía, los cimborrios normandos de Inglaterra, también se desarrolló en Sicilia un estilo peculiar llamado sículo-normando y el conjunto de cimborrios del Duero en la península ibérica.


LOS CIMBORRIOS DEL DUERO

La popularidad del camino de Santiago desde el siglo XI favoreció la expansión de estas cúpulas, de reminiscencias bizantinas, hacia la Península Ibérica, destacando los cimborrios de la catedral de Zamora o de la catedral vieja de Salamanca, también con la misma cubierta escamada.
Lo más destacable es que Salamanca cuenta con uno de los tres (en realidad son cuatro contando con Plasencia en la provincia de Cáceres) originales cimborrios catedralicios del románico español.  El cimborrio de Zamora sería el precursor y el de Toro la decadencia. Entre ambos, el de Salamanca emerge como el más perfecto de todos
Se caracterizan por poseer cimborrios de influencia francesa y lombarda, adornados con decoración de escamas y de bolas y por haberse construido durante el periodo de transición del Románico al Gótico
Por  otra  parte  y  con  diferentes  variaciones  decorativas,  en  los  tres  casos  se  mantuvo  el esquema de tambor de uno –Zamora– o dos pisos –Salamanca y Toro–, flanqueado por cuatro torres angulares y con elementos ornamentales frontales formados por fachadas de templetes con su correspondiente tímpano que, conocidos en el románico francés como lucarnes , se colocaron en Zamora y Salamanca y se evitaron en Toro.


Su origen sigue siendo objeto de disputas, a veces reciben también el nombre cimborrios bizantino-leoneses según el nombre ideado por el historiador, Manuel Gómez-Moreno, que observaba similitudes con la decoración de iglesias cristianas de la actual Turquía durante el periodo del Imperio bizantino de la Segunda de Edad de Oro en su versión occidental, ergo San Marcos de Venecia, especialmente en su idea del tambor cilíndrico y la perfección técnica de sus pechinas
Para algunos los cimborrios tienen origen francés y es cierto que la influencia bizantina es palpable en las catedrales francesas del Perigord y que ésta llegó a través de la presencia de los bizantinos en la Lombardía durante la alta Edad Media. Pero el bizantinismo de estas construcciónes se debe a los peregrinos que hacen el Camino Oriental a Santiago de Compostela, siguiendo la antigua Vía Romana de la Plata. Los peregrinos procedentes del Mediterráneo oriental llegaban por barco a Sevilla y continuaban luego el trayecto por tierra hasta Galicia, atravesando Cáceres, Salamanca, Zamora y León y dejando sus huellas en la arquitectura de estas regiones.
Por el contrario, es argüible también, y con mucha razón, que son más las diferencias que separan los cimborrios de Zamora, Salamanca y Toro de las cúpulas de Saint-Front de Périgueux o Saint-Pierre de Angulema que las similitudes que los emparentan.


Catedral de Zamora detalle de la cubierta

Presentan un parecido exterior debido al recubrimiento de lajas de piedra que semejan una superficie escamosa, pero prácticamente quedan ahí todas las analogías. Las cúpulas francesas están constituidas por casquetes cuya superficie interior es de revolución y, por tanto, continua y lisa, y su funcionamiento estructural es el propio de estas bóvedas que descargan uniformemente las tensiones a lo largo de todo el perímetro superior de las pechinas.


El abovedamiento de los cimborrios castellano-leoneses es bien distinto: un sistema de nervios, a modo de vigas de directriz curva o arcos por tranquil que apoyan sobre las columnas del tambor, constituye el armazón portante, mientras que la plementería con que se rellenan los espacios entre las barras estructurales sólo tiene misión de cerramiento. Dos formas constructivas bien diferenciadas con simples afinidades formales externas.


El cimborrio no tiene por qué ser necesariamente cilíndrico. Lo es cuando descansa sobre pechinas o, lo que es equivalente, cuando sustituye al casquete superior de una bóveda baída. No obstante, es muy frecuente que el cimborrio se alce sobre trompas, en cuyo caso su forma geométrica en planta suele ser octogonal u ochavada y, no pocas veces, dodecagonal.


Es frecuente que el cimborrio vaya rematado mediante una linterna con el fin de iluminar el crucero a través de los huecos en ella practicados y dar realce exteriormente a esa zona tan singular del templo.




Detalle del cimborrio de Zamora

En este exterior también son características las torrecillas en las esquinas coronadas de forma bulbosa y el carácter escamoso de las cubiertas. Las primeras (al menos en Zamora, origen de todas estas obras,) no sólo tenían un carácter decorativo, sino que eran esenciales como pináculos sobreelevados sobre las pechinas que contrarrestaban las fuerzas centrífugas que podían abrir la cúpula.


Catedral de Rouen

Los cimborrios se cubren de muy distintas maneras, primero con techumbres planas y aguadas poco pronunciadas y apenas perceptibles desde la lejanía. Fueron complicándose y se convirtieron ( ya en el gótico) en verdaderas torres rematadas con escalonamientos, pináculos y chapiteles o flechas agudas, algunas de gran altura, como la de la catedral de Rouen.


LA CATEDRAL DE ZAMORA

De todos ellos, quizás el más interesante es el de la catedral de Zamora, mandada construir en tiempos de Alfonso VII y consagrada en 1174
La Catedral de Zamora, dedicada a El Salvador, se inició por la cabecera y, como también solía suceder, se consagró y puso en funcionamiento parcial cuando las obras habían avanzado lo suficiente para disponer de los espacios indispensables para el culto. No obstante los trabajos continuaron después de 1174 de forma que entre las postrimerías del siglo XII y los albores del XIII se terminaron las fachadas del transepto, se abovedaron las naves laterales, se levantó el cimborrio y finalmente se construyó la torre y el claustro.



Este cimborrio es el primero de la saga de los "Cimborrios del Duero" que tuvieron continuidad en la Catedral de Salamanca, la Colegiata de Toro y la sala capitular de la Catedral Vieja de Plasencia.
 El elemento emblemático del templo, felizmente conservado, es su cimborrio: Está formado  por un tambor cilíndrico perforado por dieciséis ventanas para proporcionar la debida iluminación y una bóveda cupuliforme de estructura nervada y plementería cóncava gallonada.


 Los dieciséis nervios que componen la armadura de la bóveda descargan sobre sendos machones definidos por los espacios macizos que quedan entre las ventanas del tambor. Todo este conjunto está sustentado por cuatro pechinas de curvatura irregular pues no se trata de superficies triangulares esféricas toda vez que los arcos torales no son de medio punto sino apuntados, y por lo tanto las pechinas no proceden de un casquete hemiesférico.
Cuatro gruesos pilares compuestos dan soporte a las pechinas y al cimborrio que descansa sobre ellas. Influencias borgoñonas y bizantinas en los arquitectos que la erigieron, desembocaron en esta bella obra, modelo para otras del entorno


CATEDRAL VIEJA DE SALAMANCA

La Catedral de Santa María, conocida como Catedral Vieja, es una de las dos catedrales que hay en Salamanca. Fundada por el obispo Jerónimo de Perigord, se empezó a construir en el primer tercio del siglo XII y se terminó a finales del siglo XIV, en estilo románico y gótico.
Destaca la cúpula bizantina escamada con planta circular y dos cuerpos de ventanas a la que se conoce como la Torre del Gallo por la veleta de hierro que la corona.



El crucero se cubre con un destacado cimborrio fechado a mediados del siglo XII.

 Dispuesta sobre las pechinas del tramo central del crucero, dicho cimborrio alza su tambor perforado mediante doble orden de vanos rasgados pometeados y se cubre con casquete nervado y gallonado.

 
Al interior se conforma mediante cúpula semiesférica de 16 nervios que se cruzan, apoyada sobre tambor aligerado por ventanas y recorrido por columnas y cuatro impresionantes pechinas en cuyos arranques se sitúan cuatro esculturas de santos de bulto de similar factura a otras repartidas en el crucero.



COLEGIATA DE TORO

 La inspiración de esta colegiata es la Catedral de Zamora, que también influyó en el diseño de otras construcciones, como es el caso de la catedral Vieja de Salamanca. Comenzó a construirse en el siglo XII, siendo una de las construcciones más características del románico en su fase de transición. El cimborrio de esta colegiata se enmarca dentro de un grupo conocido como grupo de cimborrios leoneses


El cimborrio de la colegiata de Toro pudo ser una solución improvisada de última hora, pues la estructura portante no estaba inicialmente diseñada para este tipo de cubrición.
Por necesidades estructurales y de estabilidad, más que compositivas, se adosaron a la linterna cuatro torrecillas que se corresponden en proyección horizontal con los cuatro pilares del crucero y que actúan a modo de contrafuertes de la atrevida fábrica.



Los cuatro arcos torales del crucero soportan una elevada linterna de planta hexadecagonal formada por doble orden de ventanales; en cada uno de ambos niveles se disponen dieciséis huecos bajo arcos de medio punto.

CATEDRAL VIEJA DE PLASENCIA

La catedral vieja de Plasencia se inició a finales del siglo XII o comienzos del XIII y se concluyó un siglo más tarde, en el XIV. Su estilo es de transición entre el románico y el gótico, con algunos aspectos de carácter oriental (bizantino) y fue obra fundamentalmente de dos maestros, Juan Francés y Diego Díaz.



Una de las sorpresas más agradables de la catedral de Plasencia es la antigua sala capitular, hoy convertida en la capilla de San Pablo, cuya torre gallonada, conocida como Torre del Melón tiene abovedamiento de estilo cúpula bizantina.
Se trata de una cúpula nervada y gallonada sobre trompas que, al exterior, adopta una forma cónica que se cubre con escamas.
 

Torre del Melón. Cimborrio de la Catedral Vieja de Plasencia. Siglo XIII.  detalle de la estructura gallonada
. En este cimborrio las pechinas se prolongan hacia el exterior mediante cuatro torres, mientras la luz penetra al interior por 16 ventanas con arcos situadas en el tambor cilíndrico que levanta la cúpula. Ésta se divide en 16 gallones y, siendo semiesférica desde dentro del templo, aparece levemente apuntada por su parte externa.

.




FUENTES:

http://editorial.cda.ulpgc.es/estructuras/construccion/1_historia/15_bizantina/c157.htm#1.-%20LA%C2%A0B%C3%93VEDA%20Y%C2%A0LA%C2%A0C%C3%9APULA%20EN%C2%A0LA%C2%A0CONSTRUCCI%C3%93N%C2%A0%20BIZANTINA.

CimborrioDeLaCatedralDeZamoraTanLejos-5348892.pdf

http://viajarconelarte.blogspot.com.es/2013/04/salamanca-iii-catedral-vieja-ii_4.html

http://aprendersociales.blogspot.com.es/2007/12/el-cimborrio-en-la-arquitectura-romnica.html

http://www.lafronteradelduero.com/Paginas/los_cimborrios_del_duero.html

http://www.lafronteradelduero.com/Paginas/zamora_catedral.html

http://benaventearte.blogspot.com.es/2011/02/cimborrios-del-duero.html

Bibliografía:

Gómez Moreno, Manuel (1934). El Arte Románico español. Madrid.






















miércoles, 25 de enero de 2017

LAS IGLESIAS DE FLORENCIA




Florencia es el núcleo urbano en el que se originó en la segunda mitad del siglo XIV el movimiento artístico denominado Renacimiento, y se la considera una de las cunas mundiales del arte y de la arquitectura. Conoció su época de mayor esplendor tras la instauración del Gran Ducado de Toscana bajo el dominio de la dinastía Médici y  fue el centro neurálgico sobre el que giraron numerosos episodios históricos de toda Italia, y por donde pasaron personajes como Lorenzo de Medici, o el dominico Savonarola, o hijos pródigos como Dante Alighieri, Giovanni Boccaccio, Filippo Brunelleschi , Leonardo da Vinci o Michelangelo Buonarroti; todos ellos dejando una notable huella en la Florencia de su época.


Su centro histórico fue declarado Patrimonio de la Humanidad en 1982, y en él destacan obras medievales y renacentistas como la cúpula de Santa María del Fiore, el Ponte Vecchio, la Basílica de Santa Croce, el Palazzo Vecchio y museos como los Uffizi, el Bargello o la Galería de la Academia, que acoge al David de Miguel Ángel.
Antes de entrar en la descripción de las iglesias, vamos a ver muy por encima los lugares mas importantes.
 

Vista del Arno con sus puentes, destacando en primer término el Ponte Vecchio


El Ponte Vecchio
Se cree que fue un puente construido inicialmente en madera por los romanos, poco después de la fundación de Florencia sobre el año 150 a. C. que  fue destruido en el s. VI-VII, consecuencia del descuido y las guerras bárbaras.
 Fue reconstruido enteramente de piedra en 1345. Vasari atribuye su diseño al arquitecto y pintor italiano Taddeo Gaddi.
Desde siempre ha contenido distintas tiendas y gran actividad comercial sobre él (principalmente joyerías), según la leyenda porque en el puente se estaba exento de tasas e impuestos. 


Vista de la cúpula del Duomo


 Palazzo Pitti
Palazzo Pitti Es un palacio renacentista en Florencia, Italia, situado en la ribera sur del río Arno, a muy corta distancia del Ponte Vecchio que data de 1458 y que fue originalmente la residencia urbana de Luca Pitti, un banquero florentino.





Madonna con el Bambino de Artemisia Gentileschi
El Palacio Piiti es en la actualidad el complejo museístico más grande de Florencia y contiene obras de Botticelli, Rafael (Madona de la silla, La Dona Velata, Madonna del granduca...), Andrea del Sarto, Tiziano, Correggio, Beccafumi, Caravaggio, Rubens (Los cuatro filósofos), Artemisia Gentileschi y Pietro da Cortona, entre otros. Sigue manteniendo la apariencia de una colección privada, pues las obras de arte están dispuestas a la manera de un palacio, en vez de la colocación típica de los museos.


Palazzo Vechio
El corazón de la ciudad es la Piazza della Signoria, en la que se encuentra el Palazzo Vecchio, centro administrativo de la ciudad desde la época medieval
La primera construcción se atribuye a Arnolfo di Cambio, que la inició en 1299 incorporando la antigua torre de Foraboschi en la fachada.


Palazzo Vecchio puerta principal flanqueada por el David de Miguel Angel (copia) y Junto a esta, el Hércules y Caco de Baccio Bandinelli


Palazzo Vecchio patio


Loggia dei Lanzi 
La edificación se construyó entre 1376 y 1382; la loggia servía para guarecer las numerosas asambleas públicas populares y las ceremonias oficiales de la República florentina.
En tiempos ya de Cosme de Médici, este espacio fue destinado a acoger algunas obras maestras de la Escultura, convirtiéndose así en uno de los primeros espacios expositivos del mundo.
La mas destacada es el Perseo con la cabeza de Medusa de Benvenuto Cellini, que venía a significar el corte de la experiencia republicana de la ciudad, simbolizada por la Medusa.



A la derecha fachada de la galería de los Uffizi  y al fondo el Palazzo Vecchio.
La construcción del palacio de los Uffizi fue comenzada en 1560 por Giorgio Vasari, siguiendo órdenes de Cosme I de Médicis. Su finalidad inicial era albergar las oficinas de las magistraturas florentinas, una vez que se quedó pequeño el Palazzo Vecchio. De esta función deriva su nombre de «Galería de los Oficios»
La colección de arte de los Uffizi es muy amplia, con fondos incluso no expuestos por falta de espacio y tambien algunas obras que fueron trasladadas a otros museos florentinos, como las esculturas, al Museo Bargello.


 Una de las salas de la Galería de los Uffizi, uno de los museos más importantes de Italia.

  
Museo Barghello
Funcionó como prisión (de hecho, hasta 1786 se celebraron ejecuciones en su patio).
Desde 1865 es sede de un museo nacional (Museo Nazionale del Bargello) dedicado principalmente a la escultura.

  
Museo Barghello
Exhibe los diseños del Sacrificio de Isaac que Lorenzo Ghiberti y Filippo Brunelleschi presentaron a la competencia convocada para la construcción de la segunda puerta del Baptisterio (1401).
Otras obras maestras expuestas en el Bargello son:

    Baco con un sátiro, de Miguel Ángel.
    Tabernáculo de San Jorge, de Donatello.
    Baco, de Jacopo Sansovino.
    La Arquitectura, de Giambologna.

      y David, de Donatello.



 LOS ARTISTAS

Florencia fue un semillero de las artes en el Renacimiento, destacando los siguientes artistas:

Pintores
Vasari, Bronzino, Pontormo, Andrea del Sarto, Fra Bartolommeo, Miguel Ángel, Rafael, Leonardo da Vinci, Perugino, Signorelli, Girlandaio, Masaccio, Giotto, Botticelli, Andrea Verrochio, Fraangelico, Filippino Lippi y Piero della Francesca.

Escultores:
 Giacomo della Porta, Giovanni da Bologna, Miguel Ángel, Desiderio, Leonardo da Vinci, Donatello, Giotto y Antonio Pollaiuolo.

Arquitectos
Vasari, Arnolfo Di Cambio, Miguel Ángel, Sangallo, Bramante, Leonardo da Vinci, Brunelleschi, Alberti, Giotto, Filarete, entre otros.

Escritores: Dante, Poliziano, Leonardo da Vinci, Boccaccio y Maquiavelo

Hacer una descripción detallada de todos los elementos artísticos que existen en Florencia, en los distintos campos, sería misión imposible por el volumen que tendría que alcanzar el texto, por lo que me veo obligada a realizar un resumen, en este caso dedicado solo a sus templos y de una manera somera, destacando solo lo mas importante de cada uno de ellos. 
Me encantaría, en otra ocasión, tratar de describir sus museos que constituye uno de su mas importante patrimonio. Pero eso será otra historia...


Basílica de Santa Maria del Fiore
A pocos minutos de la plaza de la Signoria, se encuentra la piazza del Duomo, cuyo centro es la Basílica de Santa Maria del Fiore, catedral de Florencia y conocida por su cúpula, obra maestra renacentista proyectada por Filippo Brunelleschi. El conjunto monumental de la piazza del Duomo se completa con el Campanile de Giotto y el Baptisterio de San Juan.


Santa Maria del Fiore
Fachadas occidental y norte


Campanile del Giotto
el campanario no está unido a la iglesia, sino separado, a pocos metros de la misma, para evitar los daños por vibraciones en el edificio de la iglesia.  Fue diseñado por Arnolfo di Cambio y a su muerte la retomó  Giotto en 1334 aunque tampoco la terminó, acabandola Talenti en1349 y está completamente recubierto por mármol toscano de colores vivos. No obstante se la conoce como Campanile de Giotto



 Cúpula del Duomo
La célebre cúpula de la catedral de Florencia, diseñada y contruida por el arquitecto del renacimiento Filippo Brunelleschi.

 




En estos dos videos se describen los métodos de construcción de la cúpula, que demuestra la innovación que desarrolló el Maestro Brunelleschi.
 Junto al Duomo, se encuentra un interesante museo: el   Museo dell'Opera del Duomo, donde se exponen hasta los artilugios utilizados en su construcción, ademas de otras obras de arte.



Santa Maria del Fiore
 Excepto la cúpula y los tejados de cerámicas naranjas, las paredes del templo están recubiertas de mármol toscano blanco, verde y rosa, formando dibujos geométricos. Este recubrimiento data del Renacimiento, excepto el de esta fachada, que es del siglo XIX.


Santa Maria del Fiore
 El edificio, de unas dimensiones gigantescas, es de cruz latina, con una nave principal y dos laterales. El suelo está recubierto de mármol de colores que forma un laberinto de formas y texturas.


 Santa Maria del Fiore
Retrato ecuestre de John Hawkwood. Obra de Paolo Uccello.
Fue un célebre mercenario de la Edad Media que vivió en el siglo XIV y está considerado como el primer ‘‘condotiero ‘‘ de los tiempos modernos.


Santa Maria del Fiore
El interior de la cúpula, contiene unos frescos de Giorgio Vasari que representan el juicio final.y que no logró completar.En realidad fué mas considerado como uno de los primeros historiadores del arte y es célebre por sus biografías de artistas italianos, recogidas en su libro "Las vidas de los más excelentes pintores, escultores y arquitectos"
Santa Maria del Fiore plantas donde se aprecian las distintas iglesias proyectadas


 Santa Maria del Fiore  cripta
Santa Reparata es la primera catedral de Florencia, sobre la cual se erigió Santa María del Fiore en 1292. Su nombre hace referencia a santa Reparata, una de las primeras vírgenes mártires, que es la copatrona de Florencia.
Debido a las excavaciones llevadas a cabo entre 1966 y 1973 fue posible reconstruir la planta de dicha iglesia, haciendo también unos interesantes descubrimientos. Hoy en día se pueden visitar las excavaciones mediante un acceso desde la catedral.

Tumba de Brunelleschi que se encuentra en la cripta del Duomo, en lo que fué la antigua Santa Reparata

Baptisterio de San Giovanni
Justo delante de la catedral se encuentra el suntuoso baptisterio. El Baptisterio de San Juan (Battistero di San Giovanni) es un edificio religioso que es particularmente famoso por sus tres conjuntos de puertas de bronce, de considerable valor artístico.
 

Baptisterio de San Giovanni
La parte más célebre del baptisterio son las puertas del lado Este, también conocidas como Puertas del Paraiso, obra de Ghiberti. Están decoradas con bajorrelieves de bronce dorado, incluyendo un autorretrato del artista.



Detalle de la Puerta del Paraiso
En 1329, a Andrea Pisano (recomendado por Giotto) se le adjudica la tarea de diseñar el primer conjunto de puertas. Las Puertas sur fueron instaladas originalmente en el lado este, mirando hacia el Duomo, para ser posteriormente llevadas a su posición actual en 1452.
En 1401, se anunció una competencia para diseñar las Puertas norte del baptisterio. Siete escultores compitieron, incluyendo a Lorenzo Ghiberti, Filippo Brunelleschi, Donatello y Jacopo della Quercia, ganando la competencia Ghiberti, de 21 años.

Baptisterio de San Giovanni
El edificio, está dotado de un magnífico techo de mosaico. Los primeros mosaicos datan de 1225 y son obras de arte de muchos artesanos venecianos desconocidos, entre los artistas que posteriormente trabajaron se encuentra probablemente Cimabué.


Basilica di Santa Croce
Es una destacada iglesia medieval,  levantada en la ciudad de Florencia. Se empezó a construir el 3 de mayo de 1294 sobre las ruinas de una pequeña iglesia erigida hacia 1222 por los franciscanos, en vida de San Francisco de Asís. El maestro de obras  fue Arnolfo di Cambio, quien recibido el encargo de reemplazar la pequeña iglesia anterior por una más grande, que superara a Santa María Novella, iniciada 50 años antes por los dominicos.(vieja pugna entre ambas órdenes mendicantes)

Basilica di Santa Croce
Estatua de Dante, situada delante de la fachada principal

 

Basilica di Santa Croce
Vista de la nave, hacia los pies. 


Basilica di Santa Croce
Tumba de Miguel Angel. 
 La basílica de la Santa Cruz ha sido definida como el "Panteón de las glorias italianas", pues acoge las sepulturas y cenotafios de personajes tan ilustres como: Dante Alighieri, Nicolás Maquiavelo, Galileo Galilei, Miguel Ángel, Gioacchino Rossini, Vasari, Lorenzo Ghiberti, Guillermo Marconi, Vittorio Alfieri y Ugo Foscolo.


Basílica de Santa Croce
Tumba de Galileo


la basílica de Santa Croce fue lugar de trabajo por muchos años del genio prerenacentista, Giotto (1266-1337). Las pinturas murales que aquí se conservan están entre las más importantes del siglo XIII.

 Capilla Bardi
Sólo han llegado hasta hoy los frescos de Giotto de 2 de las 4 capillas que iluminó: La capilla Bardi, con historias de la vida de San Francisco de Asís; y la capilla Peruzzi, con escenas de la vida de san Juan Evangelista y de San Juan Bautista.

Ademas se pueden admirar las obras de: Cimabue, Giotto, Agnolo Gaddi, Brunelleschi, Donatello, Giorgio Vasari, Lorenzo Ghiberti, Andrea Orcagna, Luca Della Robbia, Giovanni da Milano, Bronzino, Michelozzo, Domenico Veneziano, Maso di Banco, Giuliano da Sangallo, Benedetto da Maiano, Antonio Canova, y muchos más.
 

Plaza de la Santa Croce grabado del S.XVII, donde se ve un partido de Calcio florentino

Como anecdota, mencionaros el deporte nacional florentino:
El calcio florentino es una forma primitiva del fútbol originaria del siglo XVI en Italia. La Piazza Santa Croce de Florencia es la cuna de este deporte, que comenzó conociéndose como gioco del calcio fiorentino ("juego de fútbol florentino") o simplemente calcio.
Como el "harpastum" de la Antigua Roma, se jugaba con dos equipos de 27 jugadores, usando ambos pies y manos.

 

Basilica della Santissima Annunziata
 La iglesia fue fundada en 1250 por los siete fundadores de la Orden de los Servitas.  La fachada de la iglesia fue añadida en 1601 por el arquitecto Giovanni Battista Caccini, a imitación de la fachada del Ospedale degli Innocenti de Brunelleschi, que define el lado oriental de la plaza.
En 1252, una pintura de la Anunciación, que había sido empezada por uno de los monjes, pero abandonada en plena desesperación por creer que no podía crear una imagen suficientemente bella, fue supuestamente completada por un ángel mientras él dormía. Esta pintura fue colocada en la iglesia y se hizo tan famosa que en 1444 la familia Gonzaga de Mantua financió un templete especial. Michelozzo, hermano del prior servita, fue encargado de su construcción, siendo finalizado por Leon Battista Alberti, en 1469.

  
 Basilica della Santissima Annunziata
Pietá por Bacio Bandinelli



Basílica de San Lorenzo 
Ubicada en la ciudad de Florencia, en la plaza de San Lorenzo. Su construcción fue encargada por Cosme de Médici al arquitecto Filippo Brunelleschi, quien trabajó en su construcción desde 1422 hasta 1446. La dirección de los trabajos pasó entonces a manos de Michelozzo y, en 1457, a las de Antonio Manetti.  La fachada de Brunelleschi nunca fue realizada y se dejó en blanco En las capillas del transepto hay frescos de Filippino Lippi.

Planta de la iglesia
En su interior destacan la sacristía vieja, diseñada por el propio Brunelleschi, y la sacristía nueva, obra de Miguel Ángel.
También tiene una escalera y una biblioteca hecha por Miguel Ángel, construidas sobre el claustro. Los interiores fueron construidos en gran parte por Brunelleschi en 1427.


 Sacristía Nueva 
Construida por Miguel Ángel. los trabajos se iniciaron en el año 1521 y fueron interrumpidos en el año 1527 por la caída de los Médici y la restauración republicana, para ser retomadas definitivamente en el año 1530

 

Sacristía Nueva
Tumba de Lorenzo el Magnífico.de Miguel Angel
 Se accede `por un  corredor y en ella  estan están enterrados algunos de los componentes de la familia Medici y las esculturas de Miguel Ángel: El Día, La Aurora, Anochecer y tambien una Virgen con Niño.


Basílica del Santo Spírito
La actual iglesia fue construida sobre las ruinas de un convento agustino del siglo XIII y que en 1371 fue destruido por un incendio. Filippo Brunelleschi comenzó los diseños del nuevo edificio a principios de 1444. A diferencia de la Basílica de San Lorenzo, donde las ideas de Brunelleschi fueron frustradas, aquí se llevaron a cabo con cierto grado de fidelidad, al menos en el plano del piso y sobre el nivel de las arcadas.
La fachada de Brunelleschi nunca fue realizada y se dejó en blanco.  


Basílica del Santo Spírito
La iglesia cuenta con 40 capillas laterales (dos de las cuales dieron paso a puertas), las que contienen una notable cantidad de obras de arte. La más importante es la Capilla Bini-Capponi, que alberga la obra titulada Santa Mónica establece la orden de San Agustín pintada por Francesco Botticini.



  
Basílica del Santo Espiritu
Miguel Ángel fue huésped del convento cuando tenía diecisiete años de edad, después de la muerte de Lorenzo de Médici, su protector. Aquí pudo hacer estudios anatómicos de los cadáveres provenientes del hospital del convento; a cambio de esto, esculpió un crucifijo de madera, que fue colocado sobre el altar mayor. Actualmente se encuentra ubicado en la sacristía.


 Iglesia de Santa María Novella
En el siglo IX existía un pequeño oratorio dedicado a Santa María de la Viña, y sobre él se levantó, en 1049, la iglesia de Santa María Novella, concedida, en 1221, a doce frailes dominicos,
La fachada de mármol de  Leon Battista Alberti se encuentra entre las obras más importantes del Renacimiento florentino. Se finalizó en 1470.

Planta de la iglesia

  
Iglesia de Santa María Novella
Contiene numerosas obras de arte, destacando el fresco de La Trinidad, obra de Masaccio, obra experimental en el uso de la perspectiva. Los críticos del siglo XIX vieron en ella una revelación de los principios de Brunelleschi en arquitectura y el uso de la perspectiva, hasta el punto de que algunos creyeron que Brunelleschi intervino directamente en el diseño de la obra


Iglesia de Santa María Novella
 Última Cena de Ghirlandaio

Es de reseñar así mismo la capilla Tornabuoni, que contiene los frescos de Domenico Ghirlandaio



 Capilla Tornabuoni, Desposorios de la Virgen
  
Capilla Tornabuoni, la ofrenda de San Joaquín