domingo, 9 de octubre de 2016

VIOLLET-LE-DUC: RESTAURACIÓN Y QUIMERAS

 Según la mitología, una gárgola es un ser imaginario de aspecto grotesco, a menudo amenazante, que infunde temor. El arte gótico las puso de moda, al esculpirlas en piedra para adornar las torres y tejados de las iglesias, sirviendo de paso para cubrir los canalones por los que el agua bajaba de los tejados al suelo.
En la arquitectura de la edad media, especialmente en el arte gótico, son muy usadas en iglesias y catedrales y suelen estar adornadas mediante figuras intencionadamente grotescas que representan hombres, animales, monstruos o demonios
Probablemente, tenían la función simbólica de proteger el templo y asustar a los pecadores. Esto se mantuvo, aunque con menor desarrollo, en la arquitectura renacentista española o incluso en algunas iglesias barrocas.

 Ya desde la Edad Media, las gárgolas se convirtieron en un material suculento para la imaginación de los artistas picapedreros, que extremaron el ingenio para producir monstruos cada vez más refinados, mitad humanos mitad animales, ya fuera dotados de pezuñas, garras, picos extremos, alas y plumas descabelladas, cuernos o barbas imposibles. Así, estos elementos escultóricos, que debían atemorizar al entrar en los lugares sagrados, han acabado siendo unas criaturas tan amadas y fotografiadas como los propios rosetones o los deambulatorios de las iglesias que los cobijan.
Pero en realidad las famosas gárgolas de Notre Dame, no lo son:  Son QUIMERAS.
 
En efecto, las gárgolas son esculturas que sirven para evacuar el agua de los tejados, fueron instaladas en la Edad Media. Las gárgolas echan el agua por la boca y sobresalen de los muros para que el agua caiga lejos de ellos y así protegerlos de la humedad.

 En esta foto aparecen juntas: gárgolas y quimeras de Notre Dame de París, diseñadas por Viollet-le-Duc

 Estatua de Viollet-le-Duc que se encuentra junto a su quimeras en los tejados de la catedral en actitud de observar su obra, sobre todo la flecha central.

 Tan sólo 387 escalones separan la calle de este estrecho pasillo entre ambas torres de Notre Dame, que llegan hasta los 69 metros de altura. Todo un hito para el gótico francés del siglo XII, consiguiendo ser el edificio religioso más alto de occidente, tras los 170 años que duró su construcción. Al fondo se ve la mencionada "flecha" diseñada por el arquitecto







Una curiosa quimera en forma de elefante
Las quimeras, monstruosas estatuas que habitan lo alto de la catedral, hay que "trabajarselas" Tras los innumerables giros de la mareante escalera de caracol, por fin se ve la luz. Estaremos a 46 metros de altura sobre París, al lado de diablos, demonios, trasgos, harpías, grifos y turistas, cámara en mano.
 
La primera quimera que  da la bienvenida, es la archiconocida Estirga burlona, que mira a lo lejos y saca la lengua en burla a la estatua de Carlomagno y a la universidad de la Soborna, al poder y a la ciencia

   A mí me gusta mucho un par de quimeras con forma de ave. Una de ellas lleva una especie de velo que recuerda el de las monjas.

 París tiene las quimeras más célebres del mundo. Están en las torres de la catedral de Nôtre-Dame, y de su fama tienen tanta culpa los visitantes de los últimos ochocientos cincuenta años como el escritor Víctor Hugo (1802-1885) y su jorobado Quasimodo.

 Las quimeras se instalaron en Notre Dame en el siglo XIX. En 1845 los trabajos de restauración de la iglesia fueron encargados al arquitecto Eugène Viollet le Duc. Esta fecha es de gran importancia, dado que Victor Hugo escribió su célebre novela Notre Dame de París en 1831.




. Por lo tanto, las quimeras no habían sido aún instaladas en la catedral. Fue el propio Viollet le Duc quién diseñó estas imágenes: lo hizo inspirándose en una edición del libro de Victor Hugo.

 Grabado del S.XIX donde aparece la quimera Estirga. De todas las quimeras que conviven en Notre Dame, La Estirga es la única con nombre propio, como le corresponde, por ser personaje destacado de "El jorobado de Notre Dame"

 
 VIOLLET-LE-DUC
Eugène Emmanuel Viollet le Duc, (1814-1879) fué un arquitecto francés, el primer restaurador moderno y encargado de la restauración de Notre Dame de ParÍs.
Un arquitecto sin diploma: nacido en una familia de altos funcionarios y artistas, rehusa entrar en la l'École royale d'architecture , para disgusto de sus padres.
En aquella época era posible ejercer como arquitecto sin haber seguido curso alguno. Viollet-le-Duc aprende sobre el terreno, con dos arquitectos, antes de empezar a diseñar poara el Rey y para la Opera.
Después de viajar por Italia y por diferentes ciudades de su país natal y observar la calidad de las obras antiguas rechazó las enseñanzas de la Escuela de las Bellas Artes francesa y se dedicó a restaurar construcciones de gran calado historicista.



  DIBUJOS

Algunos bocetos, de los muchos que realizó le-Duc, para diseñar sus gárgolas y quimeras


Gárgola con forma de carnero
 Quimeras

 LIBROS
Excelente dibujante y gran conocedor de la arquitectura gótica, ha escrito dos obras fundamentales para la arquitectura y y la restauración:
"Dictionnaire raisonné de l'architecture française du XI au XVe siècle" (1854-1868). Diccionario de arquitectura.
"Dictionnaire raisonné du mobilier français de l'époque Carolingienne à la Rennaissance (1858-1870). Diccionario de mobiliario francés.

 Portada de uno de sus libros

 Bocetos de esculturas para las Catedrales de Chrtres y de Notre -Dame de París



RESTAURACIONES:

    - Basílica de Vézelay
    - Catedral de Amiens
    - Basílica de Saint-Denis
    - Catedral de Lausana
    -  San Sernín de Toulouse
    - Catedral de Notre Dame (París)
    - Sainte Chapelle de París.
    - Mº de San Luis de Poissy
    - San Miguel de Carcasona
   




     - Ayuntamiento de San Antonio
    - Ayuntamiento de Narbona
    - Castillo de Pierrefonds
    - Ciudadela de Carcasona
    - Castillo de Coucy
    - Castillo de Roquetaillade
    - Iglesia de Notre-Dame de        Semur-en-Auxois
 El pensamiento teórico sobre la arquitectura y la restauración de Viollet-le-Duc se debe incluir dentro del contexto en que vivió. Fue en el siglo XIX cuando por primera vez se fundó la restauración como disciplina científica. Después de los desastres producidos por la revolución francesa de 1789 , junto con el surgimiento de los nacionalismos, se comenzó a valorar el patrimonio histórico, principalmente el medieval, como reflejo de la identidad nacional.
Hasta la revolución francesa, tanto la historia como la historia del arte sólo transmitían las hazañas de los grandes genios y héroes. Fue a partir de esta cuando la historia se empezó a preocupar por reflejar y representar todo el conjunto de la sociedad. En este momento se comenzó a valorar otras épocas históricas y artísticas hasta entonces despreciadas como la Edad Media

 CATEDRAL DE NOTRE DAME DE PARÍS
Viollet-le-Duc buscó por medio de las restauraciones mejorar el estado original de la obra más que recuperarla, razón por la cual fue muy criticado ya que añadía y quitaba elementos y ocasionaba que la obra perdiera una vigencia actual de estilo pero recobraba una vitalidad impresionante.

 Vista del Sena y Notre-Dame en 1880
 Se debe recalcar que antes de intervenir, el francés estudiaba muy a fondo la obra principalmente sus elementos estructurales de los cuales se sorprendía por las grandiosas aportaciones góticas en este ámbito. También estudiaba arqueológicamente los edificios para conocer su realidad y esencia.
En muchas ocasiones, las intervenciones violletianas provocaron la desaparición de añadidos con calidad y valor histórico artístico, así como causaron la ruptura del proceso vital de la obra artística: el intervencionismo borraba las variadas huellas que señalaban el paso del tiempo en el edificio.
 Proyecto de restauración de la portada central de la Catedral.
A pesar de sus teorías y normas a seguir en las restauraciones, se le criticó por contradecirse en su trabajo ya que en varias ocasiones cambiaba ciertos elementos de los originales y borraba un poco del valor histórico y artístico de estas obras. No obstante, sus intervenciones y aportaciones al neogótico fueron muy notorias y su influencia en la arquitectura de esa época fue enorme.


 Proyecto para la flecha 

 Boceto de la fachada de Notre-Dame
Junto a las teorías de Viollet-le-Duc se encontraban las de John Ruskin que apostaba, dentro también de la sensibilidad romántica, por un tipo de restauración distinta, que proponía la ausencia de intervención sobre los monumentos medievales, admirando su decadencia y su ruina, entendidas como un estadio lógico en el ciclo vital de una obra del pasado.
 John Ruskin, por otra parte, argumentaba lo contrario en cuanto a las restauraciones.
El escritor inglés defendía la conservación ya que a su parecer la combinación de hechos históricos y libertad artística es el peor de los daños que se le puede hacer a una obra, haciendo una descripción falsa y destruyendo la esencia del edificio original por completo.

 Dibujo del abside
En 1830 se creó un movimiento para la restauración de edificios antíguos, tomando como bandera una novela de Victor Hugo "Notre Dame de París". Se crea una comisión nacional para monumentos históricos y Viollet es nombrado arquitecto para la restauración de Notre Dame de París ( 1844), obra que le ocupará el resto de su carrera. Antes había restaurado la Sainte Chapelle de París y Vezelay.

 Rosetón central y gárgolas
A partir de los conocimientos históricos y los de la nueva arquitectura, emprende el análisis de los edificios para encontrar soluciones a problemas estructurales, incluyendo el uso de los nuevos materiales, como el hierro.

 Vista de Notre-Dame antes de su restauración e instalación de la flecha.

 Grabado de vista desde una de las torres, donde se ve la flecha y las quimeras
Destaca que el diseño gótico es el más efectivo a la hora de construir un edificio grande como una iglesia de piedra y que el hierro no se debe utilizar para imitar el gótico ya que este no fué diseñado para este material. También toma del gótico el concepto de utilizar la decoración que no esconda la estructura 

 Fachada de Notre-Dame en la actualidad


 ABADÍA DE VEZELAY       ( En la imagen dibujo de Viollet-le Duc)
La Abadía de Vézelay, actualmente conocida como Basílica de Santa María Magdalena de Vézelay (en francés: Basilique Sainte-Marie-Madeleine)? fue un monasterio benedictino y cluniacense en Vézelay en el departamento francés de Yonne (Borgoña, Francia). La iglesia abacial de Santa María Magdalena tiene un programa iconográfico esculpido en capiteles y pórticos y es una de las destacadas obras maestras de la escultura y arquitectura románica borgoñonas,

ABADÍA DE VEZELAY 
En 1840 se encargó la restauración del edificio original, a fin de salvarlo de la ruina, a Eugène Viollet-le-Duc, tras la inspección llevada a cabo por Prosper Mérimée. La abadía había sufrido graves daños durante el saqueo llevado a cabo por los hugonotes en 1569; las esculturas del tímpano habían sido golpeadas (1793) y, en 1819, un rayo había caído sobre la torre de San Miguel destruyéndola.
    El objetivo de la intervención fue el de consolidación de las partes originales que todavía se conservaban dado que el edificio llegó en el siglo XIX en pésimas condiciones, casi ruinosas. Sólo reconstruyó aquellas partes donde había peligro de derribo por falta de estabilidad; los arbotantes, el techo de las naves laterales y la nave central

 Consolidó la fachada y construyó una cubierta para la torre izquierda de la misma, a fin de evitar las posibles infiltraciones hacia el interior
   Viollet-le-duc hace un levantamiento de la fachada principal con mucha minuciosidad y de todos los detalles del estado critico actual. El trabajo fue sobre los arbotantes, cornisas, ventanas altas y el ángulo sobre el frontón occidental y de los contrafuertes que se rehacen. Una restauración del techo fue necesaria para resolver el problema de la infiltración. Viollet-le-Duc aprovecha de esta restauración para cambiar la altura del techado y liberar las ventanas altas de la nave.
Por su intervención, Viollet-le-Duc restaura la iglesia de Vézelay pero con el espíritu de que debía ser y no que fue.




CATEDRAL DE AMIENS
Bajo la advocación de Nuestra Señora en la ciudad de Amiens del departamento del Somme; la catedral gótica que cerró el ciclo de catedrales del período gótico clásico. Su construcción se inició en 1220, sobre otra anterior de arquitectura románica . Construida bajo la influencia estilística de Notre-Dame de París y Notre-Dame de Chartres, es la mayor y más alta de todas las catedrales góticas francesas

 Dibujo de Le-Duc, del corte de la nave
En el siglo XIX, Eugène Viollet-le-Duc, que había elaborado un informe sobre el alarmante estado de mantenimiento de la catedral, poco o nada conservada durante los siglos XVIII y XIX, procedió a una restauración a veces polémica del edificio, a lo largo de un período de veinticinco años. De hecho, hay elementos que incorporó al monumento que en la Edad Media nunca había poseído

 CATEDRAL DE AMIENS
En esta restauración el objetivo fue el retorno del edificio a su estado prístino. Para ello tuvo como modelo la obra de Robert de Luzarches del siglo XIII. Cambió la disposición de la galería de los Sonneurs datada del siglo XV al considerarla no adecuada para el estilo del edificio; añadió una balaustrada en forma de pórtico para unir las dos torres por encima del rosetón y dispuso 15 arcos apuntados tomados de la galería de la catedral de Notre Dame. Además, sustituyó las balaustradas de las capillas de la cabecera por arcos trilobulados tomados de la Saint-Chapelle de París-En definitiva, no solo la restauró, sino que la reinventó.

 BASÍLICA DE SAINT-DENIS   (Proyecto de la fachada de Le-Duc, que nunca se realizó)
La basílica de Saint-Denis  es una iglesia, célebre por ser la primera que se erigió en el estilo gótico, así como por ser el lugar de sepultura de la mayor parte de los reyes de Francia.
 Diseño de arquerías para la Basílica de Saint-Denis

 BASÍLICA DE SAINT-DENIS
Dagoberto, devoto del santo, fue el primer rey que quiso ser enterrado en Saint-Denis, en el siglo VII. Sin embargo, hubo que esperar al siglo XIII para que Luis IX, más conocido como San Luis, estableciera que Saint-Denis fuera el lugar donde descansasen eternamente los reyes y reinas de Francia. Siglos mas tarde, para la celebrar la toma de las Tullerías del 10 de agosto, tras la sesión del 31 de julio de 1793, se propuso la destrucción de las tumbas.

 Mausoleo de Luis XII y Ana de Bretaña en la Basílica de Saint Denis, acuarela de 1867, de Emil Pierre Joseph de Cauwer.
 El historiador Georges Duby describió la basílica como un prototipo de la Teología de la luz, definida por el abad Suger, que tomó como modelo las doctrinas de pseudo Dionisio Areopagita. Esta teología fue utilizada para la construcción de las catedrales de Europa durante los siglos XII y XIII, dando origen a la arquitectura religiosa gótica.
  

SANT SERNIN DE TOULOUSE
 También conocida como Basílica de San Saturnino de Tolosa, es un templo católico de la ciudad de Toulouse ubicado en el departamento francés del Alto Garona.Es uno de los edificios emblemáticos de Toulouse, la iglesia románica más grande de Occitania y la segunda más antigua de toda Francia después de la abadía de Cluny

  
 SANT SERNIN DE TOULOUSE   (Dibujo de Viollet.le.Duc, donde proyecta la elevación del abside)
Debido al redescubrimiento del ábside de la cabecera, Viollet-le-Duc consideró que era necesario recuperar el sistema de proporciones del edificio. Para ello, entre otras intervenciones, reconstruyó nuevamente el testero, añadiendo a la cabecera una serie de cornisas con las que antiguamente había contado y eliminó los añadidos de los remates de las fachadas. Además, a partir de la pendiente de las cubiertas, dispuso un pequeño muro entre la cornisa y el alero, que decoró con diseños no-románicos. Esta restauración recibió numerosas críticas a tal atrevimiento




Alzado de Sant Sernin de Toulouse según dibujo de Le-Duc

LA CITÉ DE CARCASSONNE
Constituida en gran parte por elementos conservados desde la Edad Media, tras un período de abandono la ciudad fue restaurada con fines monumentales a partir de la segunda mitad del siglo XIX, con intervención de Eugène Viollet-le-Duc

 Rodeada por una doble muralla de 3 km de longitud, en su interior se conserva el aspecto de las ciudades medievales europeas con calles angostas y tortuosas, edificaciones de fachadas con entramados, barrios de artesanos y gremistas, junto con elementos propios, como el castillo de los condes de Carcasona y la basílica de Saint-Nazaire.
En la ciudad medieval de Carcassonne Viollet-le-Duc, aplicó su teoría sobre la restauración en estilo ya partir de los restos que se conservaban restituyó la ciudad por completo, la que se encontraba muy degradada, prácticamente en ruinas.

 Vista de la Rue des Lices Hautes antes de la restauración
En la ciudad medieval de Carcassonne Viollet-le-Duc, aplicó su teoría sobre la restauración en estilo ya partir de los restos que se conservaban restituyó la ciudad por completo, la que se encontraba muy degradada, prácticamente en ruinas.

  Las Lices próximas a la  de la porte Narbonnaise en 1910, las demoliciones han comenzado.
A lo largo de muchos años han existido muchas  críticas,  especialmente referidas a un punto de vista romántico de la Historia, entendiendo que las partes del conjunto monumental que se encontraban en ruinas no debían ser reconstruidas, ya que ello privaría a la Cité de Carcasona de buena parte de su encanto romántico.


 Dibujo para el proyecto de una de las torres, realizado por Le-Duc.

 Viollet-le-Duc cometió errores que posteriormente se han revelado como de gran importancia. En efecto, no sólo se utilizaron para la reconstrucción materiales no propios de la zona en la que se enmarca la Cité, como pizarra, en vez de la tradicional teja, sino que además se modificó la propia estructura de las torres tanto de la muralla como del castillo, que en vez de estar rematadas por una terraza como es propio de la región, pasaron a estar cubiertas por una cúpula recubierta de lajas de pizarra, mas propia del norte de Francia




De todos modos, gracias a la visión personal de Viollet-le-Duc ha sido posible llegar a la situación actual, en la que existe una presentación completamente coherente del conjunto y lo mas importante, se ha preservado de su ruina.

 Catedral de San Miguel de Carcasona
Es un edificio de estilo gótico del siglo XIII situado en la bastida Saint-Louis de la ciudad de Carcasona, región de Languedoc-Rosellón, en Francia. Edificada por orden del rey de Francia Luis IX, en 1247, a fin de reemplazar un antiguo santuario, fue modificándose y ampliándose a partir del año 1283. Durante el incendio de la bastida de Saint-Louis por las tropas del Príncipe negro en 1355, la iglesia Saint-Michel sufrió graves deterioros. Durante la reconstrucción se decidió incorporarle nuevas fortificaciones: a nivel del ábside se construyó una torre cilíndrica con aspecto militar y se cavaron fosos alrededor del edificio de 10 metros de anchura.Tambien Viollet-le-Duc, intervino en su posterior restauración.

 CASTILLO DE PIERREFONDS
Ubicado en la comuna de Pierrefonds en el departamento de Oise en Francia. Está en el límite sur de Bosque de Compiègne, al norte de París

 CASTILLO DE PIERREFONDS
Ubicado en la comuna de Pierrefonds en el departamento de Oise en Francia. Está en el límite sur de Bosque de Compiègne, al norte de París,
Dibujo de una de las torres del castillo de Pierrefonds, por Viollet-le-Duc, 1857
Edificio construido durante el siglo XV, el castillo de Pierrefonds fue rediseñado por el arquitecto Viollet-le-Duc durante el siglo XIX para convertirlo en la residencia imperial de Napoleón III.
El castillo permaneció en ruinas durante más de dos siglos. Napoleón I lo compró en 1810 por menos de 3.000 francos. Durante el siglo XIX, con el redescubrimiento de la herencia arquitectónica de de la Edad Media, se convirtió en una «ruina romántica»

CASTILLO DE PIERREFONDS
 En un primer momento, a fin de crear una atmósfera romántica con el contraste entre la reconstrucción y las  pintorescas ruinas del frente que se dejarían como decoración, restauró la torre del homenaje y tenía la intención de hacerlo tan sólo con dos torres más del castillo. En 1862 sin embargo, procedió a reconstruir la totalidad del castillo en su forma pristina por petición de Napoleón III, que  quería crear una residencia imperial
 PALACIO Y MURALLAS DE LOS PAPAS DE AVIGNÓN


Se encuentran en buen estado de conservación, representando uno de los mejores ejemplos que quedan de fortificaciones medievales Las murallas, fueron construidas por los papas en el S.XIV Pueden verse 39 torres macizas y varias puertas, tres de las cuales son del siglo XIV. Las murallas fueron varias veces reconstruidas y reforzadas en los siglos posteriores, habiéndose restaurado en el S.XIX bajo la dirección de Viollet-le-Duc. (en la imagen dibujo del conjunto, realizado por él.)


PALACIO DE LOS PAPAS DE AVIGNÓN
Se edificó principalmente durante el siglo XIV por tres papas: Juan XXII, quien se instala en el antiguo palacio episcopal, Benedicto XII, quien construyó el Palacio Viejo, y Clemente VI, quien encargó el Palacio Nuevo.
Es pues una obra magna que testimonia los nuevos aires arquitectónicos que se van imponiendo en la época y que quedan patentes en el Palacio Nuevo, con profusión de arcos ojivales, bóvedas de crucería y vanos con molduras y decoración escultórica.



Vista del claustro del Palacio

 SAINTE CHAPELLE, PARÍS
Concebida por el rey Luis IX -San Luis luego de su canonización- como un relicario gigante, guardaba la corona de espinas de Cristo y un trozo de la Santa Cruz.

 La Sainte Chapelle sufrió las vicisitudes del tiempo y los vaivenes de la histoira. Fue afectada por dos incendios, en 1630 y 1776. Los vitrales de la capilla baja fueron destruidos luego de una crecida del Sena en 1690. Durante la Revolución, fue despojada de sus tesoros, algunas estatuas fueron desfiguradas. En 1803 la Sainte Chapelle fue convertida en lugar de archivo.

 En 1837 se propone un plan de restauración, que llevan adelante entre 1840 y 1868 Felix Duban, Jean Baptiste Lassus y Emile Boeswillwald, aconsejados por Viollet-le-Duc, el mismo que encarara la restauración de la catedral de Notre Dame. De los enormes vitrales de la capilla alta, dos tercios son los originales, y constituyen el conjunto más completo del arte del vitral del siglo XIII.

En resumen Viollet-le-Duc, a pesar de las críticas y controversia que generó con sus restauraciones, consiguió que sus teorías ejercieran una gran influencia en artistas posteriores, como Guimard, Gaudí, Horta o Vilaseca e incluso, iiegú a ser el arquitecto contratado para diseñar la estructura interna de la Estatua de la Libertad, pero falleció antes de que finalizara el proyecto, el 17 de Septiembre de 1879 a los 65 años en Laussanne, Suiza



 FUENTES:


http://www.artifexbalear.org/viollet.htm

http://www.paris-infinito.com/no-eran-gargolas-sino-quimeras/

http://artchist.blogspot.com.es/2015/09/historia-de-la-arquitectura-discurso.html

http://www.todalacultura.com/larestauraciondemonumentosduranteelsigloxix/

http://www.diariolibre.com/noticias/eugne-emmanuel-viollet-le-duc-a-200-aos-de-su-nacimiento-MNDL506381

http://artchist.blogspot.com.es/2015/09/historia-de-la-arquitectura.html

http://portal-restauracion-upv.blogspot.com.es/2014/12/viollet-le-duc.html


http://www.foroxerbar.com/viewtopic.php?t=10278