miércoles, 9 de noviembre de 2016

ERMITAS PRERROMÁNICAS DE LA RIOJA

Hablaros de una Comunidad como La Rioja y todas sus cualidades, creo que estaría de mas, dado los conocimientos que seguro teneis todos de ella, pero con vistas a los que no la conozcan y sobre todo a los muchos ciudadanos del mundo, que nos siguen a diario en Facebook, os diré que unos días en aquellas tierras, saboreando su historia, paisajes, arte, comida y vinos es algo que nadie se puede perder.
No es demasiado extensa, lo que quiere decir que en un fin de semana largo, os servirá para recorrerla.Hoy no voy a mencionar las ciudades, pueblos, Monasterios y monumentos importantes, sino que os voy a enseñar una serie de ermitas y lugares mas humildes y escondidos, muy poco conocidos, pero que merecen una visita curiosa y escudriñadora por vuestra parte, que seguro os merecerá la pena.
Todos estos sitios son anteriores, al menos en su origen, al periodo románico, aunque en su mayoría han sufrido importantes modificacione a lo largo de los siglos e incluso alguno de ellos corre serio peligro de desaparecer, motivo de mas para conocerlos antes de que esto ocurra. A ver que os parecen...


 

 Ermita de San Esteban de Viguera


 Mapa monumental de La Rioja
He marcado cada uno de los lugares que menciono en el post, con una linea marrón. Estan casi todos en medio de la Comunidad, entre Nájera y Arnedo, algunos en la zona de Cameros. Si os descargais la foto y aumentais su tamaño, se ven muy bien.




 La imagen puede contener: árbol y exterior

La ermita de Santa María de Peñalba
Se encuentra en la antigua localidad de Peñalba, que en la actualidad se encuentra abandonada, es uno de los pocos edificios mozárabes del periodo artístico Pre-románico que se pueden contemplar en España y ejerció como iglesia parroquial de la antigua población.



La imagen puede contener: exterior
ermita de Santa María de Peñalba
La ermita, situada en un alto cerca de la localidad de Arnedillo en la Rioja, es un edificio de mampostería, probablemente del siglo X, cuenta con dos naves de dos tramos que se articulan en torno a un pilar central de cual parten cuatro arcos de medio punto, un diseño que recuerda al de una palmera.

 No hay texto alternativo automático disponible.

ermita de Santa María de Peñalba
También tiene dos ábsides, uno en forma de herradura y otro cuadrangular, que se abren a la nave mediante dos arcos de herradura de tradición visigótica enmarcados por un alfiz mozárabe.
Como vereis, su estado es casi ruinoso...

 No hay texto alternativo automático disponible.

Santa María de Peñalba 
interior de la ermita.Arco triunfal de herradura visigótico

 La imagen puede contener: interior

ermita de Santa María de Peñalba
Cuenta con dos naves de dos tramos que se articulan en torno a un pilar central de cual parten cuatro arcos de medio punto, un diseño que recuerda al de una palmera.


No hay texto alternativo automático disponible.

Santa María de Peñalba 
arcos de acceso a los absides

 La imagen puede contener: cielo y exterior

Ermita de Santa María de Arcos, Tricio
Se trata del monumento religioso más antiguo de La Rioja. En origen fue un mausoleo romano del siglo III, que fue transformado en basílica cristiana en el siglo V, reutilizando elementos arquitectónicos procedentes de la antigua ciudad romana de Tritium Megallum, Tricio la Grande, que comprendía el actual pueblo de Tricio, Nájera y otras localidades próximas.



No hay texto alternativo automático disponible.

Ermita de Santa María de Arcos, Tricio
planta de toda la ermita que distingue los elementos de cada época

 
No hay texto alternativo automático disponible.
   Ermita de Santa María de Arcos, Tricio
Cabecera
Pensamos que se aprovechó como cabecera un mausoleo funerario anfipróstilo dístilo romano, existente en el lugar, cuyas cuatro columnas se desmontaron y reutilizaron como elemento sustentante de la nave central, separada de las laterales por medio de arcos realizados en piedra toba, dentro de la tradición riojana del siglo X, siendo los arcos adjuntos a la cabecera de tradición visigótica. Al ábside se le dotó de un cierre en cúpula, apeada en ligero volado con arquillos, construcción similar a la cúpula de la cercana Santa Coloma. Por las fuentes históricas se conoce la existencia de cripta bajo la cabecera.



   No hay texto alternativo automático disponible.
  
Ermita de Santa María de Arcos, Tricio
El edificio posee estructura basilical con planta longitudinal de tres naves y cabecera cuadrangular, Data del siglo V y fue construido sobre un antiguo mausoleo romano del siglo III que ocupaba la zona del presbiterio o Cámara Santa.


La imagen puede contener: interior


   Ermita de Santa María de Arcos, Tricio
En el interior, las naves laterales están separadas de la central por arquerías apoyadas en una columnata corintia formada por fragmentos de columnas pertenecientes a un edificio romano construido en el siglo I.

 La imagen puede contener: interior

   Ermita de Santa María de Arcos, Tricio
Por sus dimensiones, se trata de las columnas de mayor diámetro de toda España y debieron alcanzar los 20 m. de altura. En el siglo XVIII, el interior de la Basílica se cubrió por yeserías barrocas, donde todavía hoy se aprecia el escudo de la Orden de la Terraza.

 La imagen puede contener: interior

   Ermita de Santa María de Arcos, Tricio
 Los arcos son visigodos de fines del siglo VI, principios del VII en piedra TOBA, traida de la sierra. Salvo el primero de la arquería del lado del evangelio que responde al tipo romano y fue construido en piedra arenisca típica de la zona.

 No hay texto alternativo automático disponible.

   Ermita de Santa María de Arcos, Tricio
 Bajo el suelo de las basílica se descubrieron enterramientos de tumbas paleocristianas de los siglos V y VI, algunos sarcófagos romanos de los siglos I al III d. C. reutilizados, y otros medievales; además de estelas funerarias romanas y otra paleocristiana.


  
No hay texto alternativo automático disponible.  

Ermita de Santa María de Arcos, Tricio
 Detalle de los enterramientos de la nave lateral



La imagen puede contener: interior
   
 Ermita de Santa María de Arcos, Tricio
  otra vista de los mismos

 La imagen puede contener: exterior

   Ermita de Santa María de Arcos, Tricio
 Una de las tumbas excavadas


  La imagen puede contener: exterior y agua
   
Ermita de Santa María de Arcos, Tricio
pavimento romano del exterior

No hay texto alternativo automático disponible.

    
Ermita de Santa María de Arcos, Tricio
En la cabecera se conservan restos de las pinturas románicas de finales del siglo XII, repintadas sobre las originales paleocristianas del siglo V.


    
Ermita de Santa María de Arcos, Tricio
 Cabecera de la ermita detalle de los frescos
En la parte inferior, se encuentra un zócalo con dibujos geométricos de finales del siglo XII de estilo mozárabe. También las solerías estuvieron decoradas



   
 Ermita de Santa María de Arcos, Tricio
 Cabecera con la Virgen de Santa María de los Arcos de Tricio


  
Ermita de Santa María de Arcos, Tricio
En el suelo del ábside quedan restos de un mosaico, coetáneo, sobre el que descansaba el estuco de los muros. Asentado sobre un lecho de cantos rodados, tenía un cuadro central perdido y en su lado oriental una franja decorada con círculos y rombos alternados en damero, que dejan entre sí rectángulos con dos lados curvos, rellenos con motivos geométricos, "nudos de Salomón" y "hederas". Los colores que utiliza son blanco para el fondo, azul oscuro, rojo y ocre.




  
  Ermita de Santa María de Arcos, Tricio
Sección transversal de la Ermita de Tricio y el martiryum de Santa Coloma, que explico mas adelante.

 

Ermita de San Andrés en Torrecilla en Cameros
Construida en el siglo IX y restaurada hace algunos años.



 
Ermita de San Andrés en Torrecilla en Cameros
Planta de la ermita con los detalles de los elementos constructivos

 
Ermita de San Andrés en Torrecilla en Cameros
  interior de la nave



Ermita de San Andrés en Torrecilla en Cameros
  Presbiterio que presenta hechuras que pueden datar de época románica o mozárabe, algo parecido a lo que sucede con la Ermita de San Pedro

 
Ermita de San Pedro Torrecilla de Cameros
es quizás en monumento más interesante de Torrecilla en Cameros. Para visitarla hay que seguir las indicaciones que hay en el pueblo hacia una pista sin asfaltar y en malísimo estado en dirección al oeste, aunque luego desaparecen los letreros y hay que fiarse de la intuición o de un buen plano pormenorizado de la zona.


 
Ermita de San Pedro Torrecilla de Cameros
  Abside No he encontrado fotos del interior.

 
Ermita de San Esteban de Viguera
Por la carretera que recorre en sentido ascendente el valle del Iregua, En Cameros Viejo, desde Logroño hasta Soria, se pasa por el pequeño pueblo de Viguera. Viguera conserva un puente medieval en muy buen estado y su afamada ermita de San Esteban (iglesia de un monasterio) situada bajo una roca de 50 metros que la protege.
Actualmente apreciamos una pequeña construcción de origen prerrománico de apenas ocho metros de largo por cuatro de anchura levantada mediante un pobrísimo aparejo de irregular mampostería


 
Ermita de San Esteban de Viguera
  La inexistencia de testimonio documental alguno que nos precise tanto el origen como la finalidad de San Esteban de Viguera ha motivado que cualquier teoría acerca de ella deba elaborarse en base a conjeturas.

 
Ermita de San Esteban de Viguera
Costa de una sola nave ligeramente trapezoidal rematada en un ábside semicircular con tres vanos en derrame y precedida de un profundo tramo recto presbiterial.
El arco triunfal, de escasa anchura como queriendo remarcar la típica compartimentación prerrománica entre el altar y la nave, se configura mediante un arco de medio punto sobre sencillísimas jambas, quedando flanqueado a cada uno de sus lados por sendos nichos también de medio punto que, en cierto modo y en una versión enormemente rural, recuerdan a los iconostasios visigodos anteriores a la implantación de la liturgia romana.



 Ermita de San Esteban de Viguera
 zona del acceso de San Esteban
la mayoría de estudiosos coinciden en identificarla como la iglesia de un antiguo establecimiento cenobítico que aglutinaría a los diferentes eremitas asentados por las numerosas cuevas y oquedades existentes en los farallones y riscos que conforman el angosto y -en aquel entonces aislado- valle del río Iregua.


 
Ermita de San Esteban de Viguera

Su interior posee unos frescos románicos arcaizantes del siglo XII, por desgracia el tiempo y el vandalismo no han permitido su conservación óptima y son apenas perceptibles. El tema de la mayoría de las pinturas que decoran sus paredes se basa en el relato bíblico del Apocalipsis: “El trono escoltado por los vivientes”, “El Cordero Místico y “Los 24 ancianos con cítaras y copas”. Además, otras imágenes aisladas: “Caballero con indumentaria guerrera”, “Orante”, “Obispo con su cortejo”, “Maiestas Domini” dentro de una mandorla y rodeada de ángeles, “Figuras de un rey y una reina”, que algunos identifican con Ramiro Garcés y su esposa, que, con el título de monarcas de Viguera, reinaron en los valles del Iregua y Leza en la segunda mitad del siglo X.
 
Ermita de San Esteban de Viguera
un ángel con incensario”,
Las pinturas se han relacionado con representaciones de las miniaturas mozárabes de los siglos X y XI de los escritorios de San Millán de la Cogolla y San Martín de Albelda.

 
Ermita de San Esteban de Viguera
En el altarcillo lateral norte se aprecia perfectamente un Agnus Dei o Cordero Místico según la visión apocalíptica. Sobre el propio arco de ingreso al presbiterio y prácticamente borrado se adivinan los brazos de lo que parece ser una cruz, por lo que no es descabellado pensar que en el lugar fuera representada la escena de la Crucifixión del Señor.



Ermita de San Esteban de Viguera
Al lado opuesto del iconostasio, justo en el sector donde más perdido se encuentra el repertorio pictórico, se reconoce a una figura femenina elegantemente ataviada y con un peculiar tocado que, en ocasiones, ha sido confundido con una corona.

 
Ermita de San Esteban de Viguera
Dos personajes tradicionalmente identificados como los apóstoles, lo cual hace suponer que en su correspondiente muro sur y hoy lamentablemente borrados, se situarían los restantes hasta sumar doce.

Ermita de San Esteban de Viguera
También sobre el lienzo superior del iconostasio, la izquierda de la supuesta Crucifixión se aprecia una figura entronizada al modo regio junto a un personaje de menor tamaño que se postra ante él en claro ademán de pleitesía. Algunos especialistas han querido interpretar que podría tratarse de Poncio Pilatos, cuya posición de autoridad es plasmada por el artista medieval a modo de rey, pero otras teorías apuntan a que se trata del Diablo.

 
Basílica de Santa María de Rute de Ventas Blancas
Se trata de una pequeña basílica visigoda levantada probablemente en el siglo VI de una sola nave rectangular y cabecera cuadrada más estrecha, construida toda ella en sillería de arenisca carente de decoración. El arco triunfal es de herradura sobre columnas y en el lado contrario un atrio de entrada, elemento característico de la iglesias africanas.





Basílica de Santa María de Rute de Ventas Blancas
o lo que queda de ella...



Basílica de Santa María de Rute de Ventas Blancas
en ruinas, de estilo visigótico. Fue la iglesia del monasterio cisterciense de Santa María de Rute, fundado en 1162 por Pedro Jiménez, señor de los Cameros, su hermano Diego Jiménez —que le sucedió en el señorío— y su hermana Teresa con su esposo Lope Íñiguez de Mendoza, señor de Llodio.



Basílica de Santa María de Rute de Ventas Blancas
En el siglo XII se convierte en monasterio cisterciense y la iglesia original se amplia con dos naves laterales. Las naves probablemente se cubrían a cielo raso aunque es difícil de determinar ya que sólo se conserva el arranque de los muros, la cabecera por su parte se cubría con una cúpula de piedra de toba sobre pechinas de la que sólo queda el comienzo.



Basílica de Santa María de Rute de Ventas Blancas
En los años 70 se llevaron a cabo unas excavaciones arqueológicas que revelaron varias dependencias adyacentes así como un baptisterio en piscina.



Basílica de Santa María de Rute de Ventas Blancas
Su estado actual es de ruina total y las parte excavada está totalmente descuidada y llena de maleza lo que hace difícil distinguir los muros y las distintas dependencias.


  
Martyrium de Santa Coloma
 Parroquia de la Asunción, donde se encuentra el Martyrium 
 De reducidas dimensiones, pudo ser construido en el siglo V. Consta de tres cámaras cuadradas y debajo de la mayor, la central, queda una pequeña cripta a la que se accede por dos estrechas escaleras de las cámaras laterales. La cripta está cubierta con bóveda vaída y las laterales con casquetes esféricos sobre pechinas. Hay referencias de un antiguo cenobio en Santa Coloma, restaurado por Ordoño II en el siglo X, y de tumbas de mártires.



 Martyrium de Santa Coloma
 Otra vista de los tres cuerpos, uno de ellos abside rectangular, del edificio martirial adosado a la Parroquia de la Asunción.

 
Martyrium de Santa Coloma
Se compone de tres cuerpos prismáticos, el central (5,4 m x 5,4 m), mayor, de planta cuadrada y dos pisos, flanqueado por dos menores (2,6 m x 3 m), a este y oeste, de un piso y planta rectangular exterior y cuadrada interior, colocados a una altura intermedia con respecto al central. Los espacios se cubren con cúpulas sobre pechinas; excepto la cripta del cuerpo central que posee una cúpula baída (única en el grupo; como Melque)

 
Santa Coloma a y b, frente sudeste mostrando los cimientos durante las obras de restauración, en el cuerpo central se observa un zócalo de restauración moderna; c, bóveda baída del cuerpo oeste; d, dibujo de los estucos