miércoles, 19 de octubre de 2016

DE BANQUETES, COMIDAS Y BODEGONES EN EL ARTE

La alimentación se ha visto representada continuamente en las artes a través de los siglos… Pero, antes que nada ha de entenderse que la relación que existe entre arte y alimento no es solamente de representación. Desde luego que a través del arte puede ilustrarse la historia de la gastronomía, pero el alimento visto en las artes va más allá de ser el “tema” de una obra, ya que en muchas ocasiones forma parte intrínseca del mensaje, significado, estilo, materia o soporte de una creación artística. El arte y el alimento encuentran nexos de unión muy diversos con el paso del tiempo, algunos ejemplos de esta relación en las culturas de Occidente son – Los mosaicos romanos dispuestos debajo de la mesa, representando restos de comida, eran una forma de decir que lo que se caía al suelo era para el mundo de los muertos… – Las representaciones medievales de la Última Cena eran una forma de recordar la comunión de Cristo con sus apóstoles… Las “Naturalezas muertas” del Barroco, representando flores y alimentos varios como frutas, transmitían el mensaje del paso del tiempo y los ciclos de la vida desde el nacimiento hasta la muerte. La pintura de género, donde carniceros, polleros, vendedores de frutas y puestos de mercado toman un papel protagónico…etc,etc Así podámos continuar con muchos ejemplos, en los que la comida, tan importante para los seres vivos, forma parte de composiciones artísticas, donde acompaña o directamente es la protagonista principal de la obra.


Frederick George Cotman - “Uno más de la familia” (1880) Walker Art Gallery, Liverpool)
Es buen ejemplo de representación de una comida familiar en la pintura.
El caballo se asoma por la puerta para recibir el trozo de pan que le alarga la madre. El perro apoya la cabeza sobre su regazo y levanta la pata, poniendo ojillos lastimeros para que no se olviden de él.
 
Para la historia del alimento en el arte, es de capital importancia el noveno decenio del siglo XVI que marca la definitiva afirmación de su protagonismo. De hecho, en 1580-1585, el cremonés Vincenzo Campi, inspirándose en los modelos nórdicos elaborados ya por Pieter Aertsen y Joachim Beuckelaer, realizó cuatro espectaculares lienzos, considerados el verdadero punto de partida de la naturaleza muerta en Italia. Los pioneros trabajos de Campi, Bartolomeo Passerotti y Annibale Carracci, junto con los retratos compuestos con frutas y verduras de Arcimboldo, fueron de fundamental importancia para este nuevo género 

BABILONIA
El mayor banquete de la antigüedad, fue el acontecido con ocasión de la celebración del final de la reordenación urbanística de la ciudad de Kalah por el rey Asurbanipal II (883-859 a.C.), que duró diez días, fueron invitados ni más ni menos 69.574 comensales.
El caso es que los invitados dieron buena cuenta de 1.200 bueyes; 1.000 terneros y corderos de establo; 14.000 cabritos; 2.000 corderos; 500 ciervos; 500 antílopes; 1.000 patos grandes; 1.000 ocas; 1.000 becadas; 1.000 codornices; 10.000 pichones; 10.000 tórtolas; 10.000 pajaritos y 10.000 jerbos; todo esto en el capítulo de carnes. También se comieron 10.000 pescados variados; 10.000 huevos y 10.000 panes de considerable tamaño. Pero faltan las bebidas: 10.000 jarras de cerveza y 10.000 odres de vino.


 EGIPTO
Banquete en Tebas
Durante las primeras dinastías faraónicas, observamos en diferentes papiros abundancia de productos agrícolas, algunas aves, pocos rumiantes, caza como signo de distinción y escaso pescado.
Sus legumbres eran las nuestras actuales: guisantes, lentejas, alubias y garbanzos. Como fruta tenían dátiles, uvas, granadas, manzanas, cocos, higos, sandías, melones y moras. Con la ocupación romana a partir del siglo I a.C, se introdujo la pera, el melocotón, la almendra y la cereza.


GRECIA
Vaso griego con symposium
La celebración de una comida principal al día en la que los comensales se reunían para compartir los alimentos, relacionarse socialmente con animadas conversaciones y disfrutar de entretenimientos variados ya era costumbre entre las civilizaciones más antiguas, y los griegos la mantuvieron en el llamado symposium.



"El banquete de Platón". Anselm Feuerbach (1829-1880)
No sabemos si el poeta Agatón sabía que su banquete iba a dar tanto de sí cuando convocó a sus amigos a comer en el 416 antes de Cristo.


Platón no pudo dejar pasar la ocasión de dejarnos como legado un texto que, claro, dio origen al concepto de amor platónico

LA BIBLIA
Hendrick ter Brugghen, c.1627
Los lectores más gourmet sabrán que la crema Esaú es un puré de lentejas, pero probablemente desconozcan el origen de este nombre, y la obra Esaú vendiendo su primogenitura tiene la clave. En ella se ve a los hermanos bíblicos Esaú y Jacob en torno a un cuenco de lentejas, a cambio del cual Esaú cedió a su hermano menor sus derechos como hijo primogénito.


"El festín de Baltasar" es un cuadro pintado en 1635 por Rembrandt. Se exhibe en la National Gallery de Londres.
El tema de la obra es un episodio del Libro de Daniel. El rey Baltasar de Babilonia celebra un banquete en el que los comensales toman bebidas y comen en cuencos y vasos saqueados del templo de Jerusalén por Nabucodonosor,
En medio del festín surge una misteriosa mano que escribe un enigmático mensaje en la pared: "mene, tekel, ufarsin"


"Las bodas de Caná" Paolo Veronese, (h.1559), Museo del Louvre, París
En aquella época, los alimentos básicos que se consumían eran el pan y el vino o cerveza. El primero de ellos comenzó como un amasijo de cereales cocidos hasta que llega un derivado de la levadura y mejora a receta. El resto de alimentos que ingerían solían ser aquellos que se vendían en las ferias o mercados locales- carne, pescado, frutas y legumbres-, siendo en el campo menos variada la alimentación que en la ciudad donde podemos encontrar por ejemplo especias, producto sólo consumido por la nobleza, de un precio elevadísimo.


"La última cena" (Anónimo veneciano) S.XVII
Tradicionalmente, la religión ha ido muy ligada a la comida. Cada creencia suele tener ciertos alimentos prohibidos y hasta uno de los siete pecados capitales del cristianismo, la gula, se centra en ella. Por eso resulta contradictorio que, durante el Renacimiento, la Última Cena se representase como un enorme banquete donde hay de todo menos austeridad, como se puede apreciar en el anónimo veneciano de la imagen.


"La Última Cena" Leonardo da Vinci
El tema ha sido tratado en todo tipo de soportes por el arte cristiano. La obra más difundida es el mural de Leonardo da Vinci (refectorio de Santa Maria delle Grazie, Milán, (1494-1497). Se encuentra en la pared sobre la que se pintó originalmente. Leonardo escogió representar el momento posterior al anuncio de Cristo de que uno de los presentes lo traicionará, cuando todos se preguntan «¿Soy yo, Señor?»


La cena de Emaús, Caravaggio
que recrea un conocido episodio de los Evangelios cuando Cristo, tras su resurrección, se aparece delante de dos de sus discípulos (Cleofás y Santiago) y del posadero que les sirve la mesa, el cuadro está lleno de símbolos teológicos. La pequeña sombra de un pez que se proyecta por detrás del frutero representa el signo de los antiguos cristianos, las patas estiradas del pollo son una metáfora de la muerte, mientras que las uvas representan la resurrección y las manzanas son el símbolo del llamado pecado original.



ROMA
Banquete de Baco, Museo del Bardo, Túnez
En la Antigua Roma la cocina evolucionó de la frugalidad de la época republicana, basada en vegetales, legumbres y cereales, a la riqueza de la época imperial, donde se importaban numerosos alimentos de países extranjeros, con gran influencia de la cocina griega
Siempre fomentaba la búsqueda de nuevas sazones para sus alimentos, fue cuando crearon el Garum, un condimento salado a base de tripas de pescado fermentado que también era usado como salsa. A Apicius se le atribuye la creación del primer libro de cocina llamado “de re coquinaria” donde detallaba los estilos de comer y varias recetas divididas según familia, como aves, carnes y verduras.

EL BANQUETE O "COMISSATIO"
Tras la “cena” tenía lugar el auténtico banquete, la parte más festiva y desenfadada: la “comissatio” o sobremesa, destinada al vino, acompañado con alimentos ligeros, dulces o salados, que incitaban a beber. Cada tipo de vino requería las copas más apropiadas; por ejemplo, para los vinos itálicos de Sorrento debían utilizarse las copas de cerámica fabricadas en dicho lugar y para los aromatizados con especias o para el falerno, los costosos vasos “murrina”, realizados en piedras duras, como ágatas y ónices, que realizaban la calidad de este apreciado y caro caldo.
En las salas de banquetes romanos o "triclinium· se encuentran a veces los "asároton oecon"que es un tipo de mosaico que simula un "suelo sin barrer" en el que se hallan desperdicios de pescados, mariscos, huesos, cáscaras de fruta etc. que constituyen un valioso documento sobre las costumbres gastronómicas romanas
 
 Triclinium de Pompeya: Pavimento de mosaico en el que figura un esqueleto.
Y me pregunto:
Era un aliciente para que los invitados comieran mucho para no verse así? o se trataba de una insinuación de como iba a terminar el banquete?...espero que solo se tratara de un "memento mori" a la romana.


“El banquete de Cleopatra”(1744) National Gallery of Victoria. Melbourne
Al parecer la cena no fue nada del otro mundo, pero la sorpresa llegaba con el postre. Cleopatra llevaba al cuello dos gruesas perlas valoradas en cinco millones de sextercios cada una, según el parecer de un tal Planco, elegido como juez para el reto. Acto seguido, Cleopatra introdujo una de ellas en una copa con vinagre, lo que provocó su disolución, y acto seguido se la bebió..

 
“El banquete de Cleopatra” de Giovanni Battista Tiepolo Palacio Labbia Venecia 1746-1747 (Otra versión del motivo anterior)
Cuando iba a hacer lo propio con la segunda, Marco Antonio se dio por vencido.
Finaliza Plinio contándonos que la otra perla de Cleopatra fue cortada en dos, y las mitades fueron colocadas en las orejas de la estatua de Venus en Roma


EDAD MEDIA
Cena medieval Caballeros en la mesa. Iluminación de un manuscrito medieval. Sobre el mantel no hay cubiertos, salvo el gañivete que alza un comensal. Sólo hay dos copas para varios comensales
Herederas de la cocina griega y romana fueron la bizantina y la árabe: de la primera destacó su repostería, así como la elaboración de quesos y el gusto por los rellenos y la carne picada; la segunda recogió todas las influencias anteriores, junto las derivadas de Persia y el Oriente, mientras que España (al-Ándalus) desarrolló nuevos productos agrícolas, como el arroz, la caña de azúcar, la granada y la berenjena


  
 Con el tiempo se empezó a dividir lo lujoso de lo sencillo. Esto fue gracias a los reyes quienes exigían grandes puestas de escena llenas de manjares delicados.

RENACIMENTO
"La hstoria dasto degli Onesti" de Sandro Botticcelli
1483 Museo del Prado, Madrid
Se trata de la tercera tabla de las cuatro,Aparece un banquete en el campo, los invitados horrorizados son testigos del atroz asesinato de la fantasmal joven bajo los golpes de espada de su amante muerto.
Al margen del tétrico motivo del cuadro, es un ejemplo gráfico de una celebración campestre en un lugar agradable y bucólico.


"Las bodas de Caná" Según el Bosco c. 1560 o después, Róterdam, Museum Boijmans Van Beuningen. El sirviente que en segundo término presenta un cisne en una bandeja podría evocar los banquetes del Cisne organizados por la cofradía de Nuestra Señora, de la que el Bosco fue miembro activo.

"El banquete de bodas" Pieter Bruegel el Viejo
Obra realizada en 1568 que refleja una comida de boda realizada en una troje o almacén de productos agrícolas. En ella en vez de degustarse grandes manjares se degustan sencillas papillas y sopas. Una de las innovaciones es como se refleja el momento de comer, ya que otros autores consideraban de mal gusto reflejar el momento en que se está comiendo, siendo esta una representación más cercana a la realidad del pueblo llano.




Carlos V y su familia
Con lsabel, Felipe II y Ana de Austria en pleno banquete. Algunos psiquiatras sugieren que padeció bulimia.“Su gula, su voracidad maldita, llega al punto de que aun con mala salud, en medio de crueles dolores, no se abstiene de comer ni de beber lo que le es perjudicial”. Guillermo Van Male, ayuda de cámara de Carlos V, describe de este modo la famosa afición del Emperador a la comida y los problemas que le acarrea: “La dolencia empeora; se indigna, chilla; se vuelve contra su propia glotonería, contra la fatal complacencia del doctor…”, continúa Van Male. “El césar estaba hastiado de la carne. Le place el pescado: que traigan pescado. Tiene sed de cerveza: que se la escancien. No le apetece el vino: que se lo retiren. Desea bebidas frías: que se expongan al aire de la noche…

Carlos V y su médico
Que trataba de moderar a este gran comilón.
En los días de carne le mandaban 8 ánades, 6 capones, 70 gallinas, 100 parejas de pichones, 50 codornices, 100 parejas de pichones, 50 codornices, 100 liebres, 24 carneros, 2 cuartos de vaca, 40 libras de mantequilla, 12 lenguas de buey, 12 jamones, 3 cerdos salados, 4 arrobas de manteca de cerdo, 4 docenas de bollos, 8 arrobas de fruta surtida, y 6 clases de vino con un pellejo de 5 arrobas para cada clase
BARROCO
empezó a destacar la gastronomía francesa, que adquirió unas elevadas cotas de calidad de las que aún goza hoy día. El cultivo de las artes culinarias en Francia fue favorecido por los Borbones, especialmente por Luis XIV, monarca de gran paladar; sin embargo, estas delicias culinarias estaban reservadas a la aristocracia, mientras que la mayoría de la población solía pasar hambre
 
"Retrato con verduras" Giuseppe Arcimboldo que giirado 180°representa un cuenco lleno de verduras.. Óleo sobre tabla, Museo Civico Ala Ponzone, Cremona." 


"El almuerzo" también conocido como "El almuerzo de campesinos" o "Muchacha y dos hombres sentados a la mesa" es una de las primeras obras de Diego Velázquez.(1617) Museo del Hermitage, San Petersburgo
La obra sería realizada en la época de formación del artista, cuando éste aún se encontraba en Sevilla;
Sentados a una mesa que ocupa el centro de la composición y sobre la que encontramos elementos como un pescado, un limón, vasos de vino etc 


"Dos jóvenes comiendo en un humilde mesa" Diego Velázquez 1622 Museo de Wellington, Londres, Reino Unido
Dos jóvenes a la mesa es una obra de la primera etapa de Velázquez, unánimente juzgada por la crítica como autógrafa. Se encuentra en el Museo Wellington de Apsley House, a donde debió de llegar junto con El aguador de Sevilla tras la Guerra de la Independencia.
Se trata probablemente de uno de los «bodegones» descritos por Antonio Palomino entre las obras tempranas pintadas por Velázquez en Sevilla
"San Hugo en el refectorio de los Cartujos" Francisco de Zurbarán
Representa la escena en la que el Obispo de Grenoble, futuro San Hugo, visita a los monjes mientras comen en su refectorio. Zurbarán representó a los 6 monjes que junto a San Bruno fundaron la orden de los cartujos. Todos sentados en una mesa en forma de L. Ante la mesa representa en el centro al paje del obispo de Grenoble y ante él a San Hugo, encorvado y ayudandose de un bastón para permanecer en pie.
Ante los ojos de San Hugo la carne se convirtió en cenizas conforme los monjes la tocaron, lo que interpretaron como un signo divino de aprobación del ayuno y conveniencia de prohibir a los monjes cartujos comer carne.

Banquete de los oficiales de la Compañía de milicianos de San Jorge, Frans Hals (1616)
Cinco fueron los encargos que recibió Frans Hals para pintar los retratos de las milicias cívicas de Haarlem. El propio Hals era miembro de la milicia de San Jorge desde 1612. Representa un banquete de una de las milicias cívicas, de arcabuceros, de la ciudad, con las que el pintor estaba muy relacionado. Estas asociaciones datan del siglo XIII, representando el poder ciudadano frente al poder feudal; tuvieron gran trascendencia en las luchas por la independencia de los Países Bajos.
 
 "El banquete", 1755 : William Hogarth, Museo Sir John Soane's, Londres

LA COMIDA EN LA LITERATURA Y EN EL ARTE
Don Quijote de la Mancha. Miguel de Cervantes.
“Absit!” El doctor Pedro Recio de Tirteafuera le quita a Sancho la comida El autor juega con Sancho y su hiperrealismo a través de la comida, y cuando finalmente consigue su ansiada ínsula y se presenta en su suntuoso palacio como gobernador, tampoco puede dar rienda suelta a su apetito. Es cierto que hay una mesa llena de ricos alimentos, pero cuando va a dar cuenta de ellos, el médico contratado para cuidar de la salud del gobernador, le impide comer lo que él quiere

Don Quijote de la Mancha. Miguel de Cervantes.
"Las bodas de Camacho"
En este suntuoso festín, que describe un sorprendido Sancho, se mezclan realidades y posiblemente fantasías de banquetes reales, incluso retrotraídos de otro tiempo, como sucede con los trampantojos de animales el novillo de las bodas de Camacho, que tanto admira a Sancho Panza, en cuyo dilatado vientre «estaban doce tiernos y pequeños lechones que, cosidos por encima, servían de darle sabor y enternecerle»

"Pantagruel niño" Gustavo Doré 1873.
Gargantúa y Pantagruel es un conjunto de cinco novelas escritas en el siglo XVI por François Rabelais, en francés. Narra la historia de dos gigantes: un padre,Gargantua, y su hijo Pantagruel, y de sus aventuras, escritas de forma satírica, entretenida y extravagante. Hay gran crudeza y mucho humor escatológico, además de una buena dosis de violencia. Largas listas de insultos vulgares llenan varios capítulos.

El banquete de Gargantúa, grabado de Gustavo Doré, describe una de sus fabulosas comilonas
De estos relatos de Rabelais, proviene el término "pantagruélico" relacionado con las comidas copiosas y exageradas.
IMPRESIONISMO S.XIX
"Le Desayuno sobre la hierba" 1866 Claude Monet
Este fragmento, con un segundo también en el Museo de Orsay, los únicos restos del almuerzo monumental sobre la hierba de Monet. Comenzado en la primavera de 1865, el trabajo fue más de cuatro metros por seis y sería un honor, pero también un desafío respecto a los cuales la pintura de Manet del mismo título había sido objeto de crítica pública y el sarcasmo en su exposición al Salón de los Rechazados en 1863.
 
"las bañistas o la comida campestre" de Manet 1863
Este cuadro todavía lleva la vivaz marca del escándalo que provocó en el Salón de los Rechazados de 1863.
En el cuadro, Manet se ha inspirado del Concierto campestre del Tiziano, conservado en el museo del Louvre y del Juicio de Paris, grabado por Marcantonio Raimondi a partir de uno de Rafael.
 
Almuerzo de remeros (1881, en francés: Le déjeuner des canotiers) es un cuadro del pintor impresionista francés Pierre-Auguste Renoir, que se conserva en la Colección Phillips, en Washington D. C
En la pintura de Renoir o de Manet los placeres cuculinarios en la época. Las visitas a los jardines, los viajes en bote donde la gente disfruta de la vista, de la comida y de la compañía
 
"Los comedores de patatas" de Vincent Van Gogh
1885. Museo Van Gogh Amsterdam
La comida toma un papel secundario pero de igual forma que Van Gogh, logran mostrar un estatus y una situación, en esta ocasión , muy humilde
 
“La comida de los segadores” (Ruth y Booz)” (1850-1853, óleo sobre lienzo, Museum of Fine Arts, Boston)
El pintor Jean-François Millet, consideraba que este lienzo era una de sus mejores obras. Le llevó mucho tiempo acabarlo y lo presentó orgulloso en el Salón de París de 1853, donde ganó una medalla por él.
 

"La sopa de los pobres" de Reinaldo Giudici
Esta obra del pintor italo-argentino-uruguayo Reinaldo Giudici pintada en 1884 es uno de sus cuadros más destacados por la crudeza con la que representa la escena.
Pintado durante su viaje por Europa, se encuadra dentro de la pintura comprometida del realismo social, que junto a la pintura costumbrista estuvo tan en auge en la Europa de finales del siglo XIX
 La mesa de la cena (el postre). Henri Matisse (s. XX. Fauvismo. Francia)


 LOS BODEGONES
El bodegón o naturaleza muerta es una obra de arte y por extensión un género artístico, generalmente pictórico, que representa objetos inanimados, tanto naturales (animales, frutas, flores, comida, plantas, rocas o conchas) como elementos extraídos de la vida cotidiana y hechos por el hombre (alimentos, utensilios de cocina, de mesa o de casa, antigüedades, libros, joyas, monedas, pipas, etc.). Algunos autores incluyen como un subgénero la representación de flores o floreros, pero la mayoría lo considera un género independiente. Generalmente se asocia a la pintura, pero también podemos encontrarlo en el relieve escultórico, el mosaico, la fotografía (sobre todo la corriente pictorialista del siglo XIX) y el collage. El género pictórico del bodegón –o naturaleza muerta- surge en el Barroco de la mano de pintores como el italiano Caravaggio. Los bodegones se caracterizan por ser recreaciones pictóricas de objetos inanimados tales como piezas de vajilla, flores o alimentos. La principal finalidad de estos cuadros era mostrar el virtuosismo técnico del autor. Los maestros exhibían en sus bodegones su habilidad en la composición de la obra, el manejo de las luces y las sombras, o la representación de las diferentes cualidades táctiles de las superficies de los objetos. Frente a los retratos o los cuadros religiosos, los bodegones se consideraban entonces un género menor que no gozaba de gran prestigio. No obstante, no faltaban compradores dispuestos a adquirir aquellas obras en las que la realidad había sido captada de una forma tan fidedigna que hoy nos parece fotográfica.
Bodegón romano
Bodegones parecidos, más simples decorativamente, pero con perspectiva realista, se han encontrado en pinturas murales de la Antigua Roma y en mosaicos en Pompeya, Herculano y la Villa Boscoreale, incluyendo el motivo posteriormente tan familiar de un bol de cristal con frutas
 
EL BÓDEGÓN EN ESPAÑA 

Yepes (o Hiepes). "Bodegón"
En el idioma español se usa el término bodegón, que se extendió durante el siglo XVII en España debido a la gran demanda de cuadros que representaran escenas de cocinas o “bodegas”. Ya se registra como “pintura de bodegón” en la testamentaría del pintor Pantoja de la Cruz en 1599, lo que denota que ya era una palabra popular, y en el Diccionario de Covarrubias de 1611 aparecen los términos “bodegón” y “bodegonero” en relación tanto a la “bodega” (tienda de vinos) como a la más doméstica “despensa”.
 
Bodegón ciruelas, jarra y pa, de Melendez
El interés por la realidad de la pintura barroca en origen vinculado a planteamientos religiosos, motivó que adquirieran categoría artística independiente una serie de temas vinculados a la naturaleza, que hasta finales del XVI sólo habían sido representados acompañando a los asuntos tradicionales, es decir, a obras religiosas, mitológicas y a retratos. Flores, frutas, paisajes, animales, etc., se convirtieron en la época barroca en protagonistas absolutos de cuadros, siendo el bodegón el único de los nuevos temas que alcanzó en la España del XVII una cierta relevancia.
Bodegón con melón y hortalizas Sanchez Cotán
España del XVII una cierta relevancia, más por su calidad y originalidad que por su número.El creador de la tipología del bodegón español fue Sánchez Cotán (1560-1627), pintor religioso de escasos méritos que, sin embargo, poseyó unas extraordinarias dotes como bodegonista. Su origen toledano fue determinante para su aptitud y dedicación a la pintura de naturalezas muertas, ya que el rico ambiente cultural de la Ciudad Imperial en el siglo XVI propició la existencia de una elite de coleccionistas que gustaban de novedades.
 
El aprecio e interés que esta clientela mostró por los bodegones flamencos impulsó a los artistas toledanos de finales de la centuria a realizar estos temas. Quizás el primero de ellos fue Blas de Prado (h. 1545-1599), del que no se conserva ningún ejemplo. Con él parece que se formó Sánchez Cotán, quien se dedicó a este tema antes de ingresar en la Cartuja en 1603.
Considerado por los tratadistas como un género menor. Sánchez Cotán, a petición de la clientela, copiaba total o parcialmente sus bodegones a partir de un número reducido de originales, como se comprueba en el inventario de 1603.
Bodegón de cacharros Francisco de Zurbarán 1633 Museo Nacional de Arte de Cataluña
España este género se trató con gran austeridad, como podemos comparar con los bodegones de la misma época que pintaron Arellano, Zurbarán o Sánchez Cotán. En este caso, predomina la disposición geométrica de los objetos, acentuada por los estantes cúbicos y estáticos donde se apoyan los dulces y los cacharros

"Cesto con naranjas,limones y taza con rosa" de Zurbarán

Bodegón de Sanchez Cotán
Son muy pocas las naturalezas muertas que se conocen de su mano, sin embargo, él fue quien definió las cualidades y características del bodegón español, que se mantuvieron apenas sin variaciones en gran parte de la centuria. En estos cuadros, de proporciones apaisadas, representa muy pocos elementos, frutas, hortalizas y aves, que aparecen colgados o alineados sobre el alféizar de una ventana, tratados con preciso dibujo y denso modelado, mientras una intensa luminosidad les destaca sobre un oscuro fondo, acentuando su realismo y plasticidad.Según Orozco, Sánchez Cotán pinta estos humildes objetos con un sentido devocional, dando una visión trascendente de la naturaleza 
EL BODEGÓN EN EUROPA

"Cesto de frutas" de Caravaggio 1595-1600)
El género pictórico del bodegón –o naturaleza muerta- surge en el Barroco de la mano de pintores como el italiano Caravaggio. Los bodegones se caracterizan por ser recreaciones pictóricas de objetos inanimados tales como piezas de vajilla, flores o alimentos. La principal finalidad de estos cuadros era mostrar el virtuosismo técnico del autor. los bodegones se consideraban entonces un género menor que no gozaba de gran prestigio. No obstante, no faltaban compradores dispuestos a adquirir aquellas obras en las que la realidad había sido captada de una forma tan fidedigna que hoy nos parece fotográfica.
 


Willem Claeszoon Heda Bodegón. 1648
Los bodegones barrocos, decorados con exquisitas mantelerías, finas cristalerías con reflejos increíbles, y comida sabrosa me parecen propios de las perfectas navidades.
Willem Heda. Bodegón (1637).
En cambio, en francés se utiliza el término Nature morte (naturaleza muerta o sin vida, al igual que el catalán natura morta), que durante el siglo XVIII sustituyó al anterior Vie coite (vida tranquila). En inglés se usa el término Still Life y en alemán Stilleben con un sentido algo diferente al anterior, de “naturaleza inmóvil” o “inmovilizada”, pero aún no muerta.
 
 Bodegón con copa Rómer, panecillo y limón Willem Heda

Este género fue muy cultivado en la pintura holandesa del siglo XVII, como puede verse, por ejemplo, en el Bodegón de Willem Heda (1637). El bodegón se independizó en el nuevo clima artístico de Holanda, con el nombre de stilleven («naturaleza tranquila»), mientras que en las lenguas romances, y en ruso, se prefieren términos relacionados con la «naturaleza muerta». fue usado por primera vez en un inventario de Delft en 1650 y se refería a lo que hoy se denomina “bodegón monocromo” bodegon con copa cristal Willem Claesz Heda
Naturaleza muerta [Still-Life], 1637
Otro tipo de bodegón, conocido como “pinturas de desayuno”, representan tanto una presentación literal de las delicadezas que las clases superiores disfrutaban como un recordatorio religioso para evitar la glotonería
FLORES
Florero Margarita Caffi, 1700
Un subgénero, dentro del bodegón, es el bodegón floral, que representa floreros y guirnaldas, género que contó también con especialistas, como Mario Nuzzi o Margarita Caffi en Italia, y en España Pedro de Camprobín, Gabriel de la Corte, Juan de Arellano y su yerno Bartolomé Peréz de la Dehesa, entre otros.
Tan popular era este tipo de pintura de bodegón, que gran parte de la técnica de la pintura de flores holandesa fue codificada en el tratado de 1740 Groot Schilderboeck por Gerard de Lairesse, que daba amplios consejos sobre color, arreglo, pinceladas, preparación de los ejemplares, armonía, composición o perspectiva
Rincón con perrito de Hiepes
Donde combina el tema floral con un ser animado como el can.
 
LAS VÁNITAS
Fragmento de "El sueño del caballero" de Antonio Pereda
Especialmente popular en el barroco, fue la pintura de "vanitas", en las que suntuosos arreglos de fruta y flores, libros, estatuillas, jarras, monedas, joyas, pinturas, instrumentos musicales y científicos, insignias militares, cristal y plata finos, estaban acompañados por recuerdos simbólicos de la fugacidad de la vida,casi siempre representada por una calavera
"Vánitas con violín y bola de cristal" 1628 Germanisches Nationalmuseum, Nuremberg
Así, un cráneo, un reloj de arena o de bolsillo, una vela consumiéndose o un libro con las páginas vueltas, servirían como un mensaje moralizante de lo efímero de los placeres de los sentidos. A menudo varias de las frutas y flores se muestran comenzando a pudrirse o decaer para insistir en la misma consideración
 
"Vánitas"
Donde aparece la inevitable calavera y los signos de poder, como la corona, que sugieren lo transittorio de la vida.
 

Domenico Remps, Gabinete de curiosidades, c. 1690 
Domenico Remps, Gabinete de curiosidades, c. 1690
Uno de los tipos de colección que por entonces existía y que en cierto modo es el antecedente más directo de nuestros museos es lo que se conoce como Wunderkammern, los Cuartos de Maravillas o Gabinetes de Curiosidades que podían contener desde caparazones de tortuga a supuestos cuernos de unicornio.
No deja de ser, al fin y al cabo, un bodegón inanimado...
 

 Fuentes: 
http://domus-romana.blogspot.com.es/2015_03_01_archive.html http://www.tendencias21.net

/historia/La-alimentacion-en-el-Mundo-Antiguo-El-mas-importante-logro-de-la-humanidad_a2.html 

https://unaderomanos.wordpress.com/2015/09/11/cleopatra-y-la-cena-mas-cara-de-la-historia/ 

http://miguelangel.begueria.es/2011/11/platon-el-banquete-simposio-o-agape/ 

http://actualidadgastronomica.es/las-diez-comidas-y-cenas-mas-importantes-de-la-humanidad/ 

https://moralesrosi.wordpress.com/investigacion/relacion-entre-arte-y-alimento/


 http://iessonferrerdghaboix.blogspot.com.es/2014/12/el-bodegon-un-recorrido-desde-chardin.html 

http://porelamoralarte.blogspot.com.es/2012/11/el-artista-barroco-de-espana-juan-van.html 

https://es.wikipedia.org/wiki/Bodeg%C3%B3n