sábado, 22 de octubre de 2016

EL CISTER EN GUADALAJARA


Decenas, miles de monjes cistercienses poblaron, a lo largo de nueve siglos, las tierras de Guadalajara en sus diversos monasterios.
Que se sepa, hasta ahora solamente el monasterio cisterciense de Buenafuente de Sistal, sigue vivo tras ocho largos siglos, con actos litúrgicos y culturales diversos, estando el resto en ruinas, desaparecidos e incluso expoliado como Óvila.

Cluny había adoptado la Regla de San Benito que incluía la pobreza como precepto, el caso es que sus monasterios eran, en ocasiones, verdaderos palacios repletos de lujos y los abades, señores feudales  
Pero algunos hombres de la Iglesia consideraban que los cluniacenses habían "degenerado" los preceptos benedictinos y que era necesaria una vuelta al rigor de los primeros tiempos.
Entonces se inicio la Reforma del Cister:
Fue en 1098 cuando Roberto de Molesmes la comenzó, viendo que en toda Europa renace la inquietud religiosa,como reacción a la calma en la Iglesia y en las instituciones monásticas en que transcurría el siglo XI.
A ella, van a enfrentarse dos vendavales singulares: Por una parte será el impetuoso y genial papa Gregorio VII quien iniciará su lucha para desatarse totalmente del poder de reyes y señores feudales sobre la espiritualidad del pueblo y aún sobre la Iglesia misma. El otro empujón lo darán los veinte monjes benedictinos de la abadía de Moles­mes, dirigidos por Roberto, que abandonan su casa en 1098 y se establecen en un apartado y solitario rincón de los alrededores de Dijón: Citeaux. (de donde deriva el término cisterciense)

Tras Roberto, hubo otros abades, pero el autentico desarrollo de la Orden apareció con Bernardo de Claraval ya en el S.XII que, a lo largo de su intensa vida, fue capaz de llevar la Orden del Císter a su máxima expansión, con un total de 343 monasterios fundados en toda Europa.



 Sala Capitular del Monasterio Cisterciense de Monsalud

En territorio de la Peninsula Ibérica, la protección decidida de Alfonso VII de Castilla hizo posible la rápida extensión por nuestro país del nuevo movimiento. En 1131 funda en Moreruela (Zamora) una abadía con monjes traídos de Clairvaux, y personalmente seleccionados por San Bernardo, aunque los estudios históricos desde mediados del siglo XX sobre la expansión de la Orden en territorio hispánico tienden a desmentirlo, pero sin que exista unanimidad en cuanto a la fecha, pues hay autores que indican que sería en 1143, justo un año después de Sobrado de los Monjes, que sería el primero, y otros que lo retrasan a finales de la década de 1150.


Resultado de imagen de monasterios cistercienses de españa mapa


Posteriormente, van apareciendo nuevos cenobios cister­cienses por todo el territorio cristiano de la península ibérica, que, de mo­mento, van quedando sujetos a la jurisdicción de las abadías francesas.
Las diversas abadías cistercienses que hubo en la tierra de Guadalajara, también acogieron monjes blancos, también formaron parte de la historia del Cister, apareciendo los grandes cenobios de Monsalud, Óvila, Buenafuente y Bonaval 


En esta provincia de Guadalajara la huella que dejaron los monjes blancos se ha hecho firme y duradera, viva aún en los enormes muros y altos arcos de sus viejos monasterios silenciosos y en su mayor parte semiderruidos.


Vamos a ver como son y en lo posible imaginar como eran.




 MONASTERIO DE LA BUENAFUENTE DE SISTAL

O de la Madre de Dios o simplemente monasterio de Buenafuente es un antiguo monasterio cisterciense de la Común Observancia, femenino, situado en la localidad de La Buenafuente del Sistal dentro del término municipal de Olmeda de Cobeta, que todavía sigue en funcionamiento.
El lugar donde se asienta, en un paraje rodeado de las montañas y bosques del Alto Tajo, es de una belleza impresionante.





 El monasterio tiene su origen en la alta Edad Media donde se establecería culto en la famosa fuente que manaba allí, cuyas aguas eran famosas y muy apreciadas, consideradas milagrosas y con propiedades curativas; era llamada «la buena fuente» y se conocía su existencia desde tiempos antiguos; se relaciona su uso con algún culto precristiano



 MONASTERIO DE LA BUENAFUENTE DE SISTAL

 Pórtico norte; acceso al templo
Tiene su origen en una ermita que, en época románica se sustituyó esta ermita por un templo de mayores proporciones pero pequeño, de 11 m de largo y orientado norte-sur. De este templo subsiste la primitiva portada de ingreso y otra portada también románica que da acceso al claustro, con arco de medio punto y tres arquivoltas que descansan en sus columnas.





MONASTERIO DE LA BUENAFUENTE DE SISTAL

En el siglo XII se construyó una capilla románica que albergaba la fuente. Pero fue a mediados del siglo XIII, al llegar monjas cistercienses, cuando se construye la gran iglesia actual que engloban la antigua capilla con su fuente que todavía hoy sigue manado dentro de la iglesia





 MONASTERIO DE LA BUENAFUENTE DE SISTAL

 Espadaña campanario





 MONASTERIO DE LA BUENAFUENTE DE SISTAL

Planta del Monasterio de Buenafuente:
1- Pórtico norte; acceso al templo.
2-Nave.
3-Presbiterio y ábside.
4-Museo.
5-Pórtico sur; acceso al claustro.
6-Espadaña.
7-Pórtico románico.
8-Buenafuente.
9-Capilla.
10-Signos lapidarios.
11-Pila bautismal.



 MONASTERIO DE LA BUENAFUENTE DE SISTAL

Es un edifico de una nave con perfecta bóveda de medio cañón apuntado reforzada con arcos fajones sobre ménsulas. El testero es plano.





  MONASTERIO DE LA BUENAFUENTE DE SISTAL

En el interior del templo, una maravillosa
imagen de Cristo, tallada en madera, de estilo románico.













 MONASTERIO DE MONSALUD (Córcoles-Sacedón)

El de Monsalud es uno de los monasterios cistercienses de traza románica más meridionales de España. A pesar de estar en ruina parcial su estampa es de una monumentalidad intachable.






MONASTERIO DE MONSALUD

 Monsalud en Córcoles fue uno de los más importantes monasterios cistercienses de toda Castilla. Su origen, casi perdido en las remotas nebulosidades del Medievo, le sitúa en el siglo XII, aunque se hace difícil concretar el momento exacto de su fundación


MONASTERIO DE MONSALUD 

Portería



Cabecera de su iglesia, donde se aprecia que las cubiertas, habian desaparecido, se han ido restaurando
Aunque hoy vemos su solemne esqueleto, sus ruinas bellas y románticas, asentando junto al arroyo que desde las alturas alcarreñas de Casasana bajan hasta el valle del Guadiela, parece que su primitiva fundación tuvo lugar algo más al norte






 El primer documento fiable donde aparece data de 1167 y en él Juan de Treves, arcediano de Huete, le concede al monasterio ya a la Orden del Císter la aldea de Córcoles con todos sus tierras, confirmado en 1169 por el rey Alfonso VIII de Castilla





   .
MONASTERIO DE MONSALUD

Su importancia se fue reduciendo a lo largo de los siglos hasta su supresión y clausura en 1835. Los edificios del monasterio pasaron a manos públicas tras la desamortización de Mendizábal de 1836.





Vista del claustro



 

 MONASTERIO DE MONSALUD Sala Capitular

El Monasterio fue acumulando propiedades en la Alcarria y obtuvo su mayor esplendor en el siglo XVI. Si bien, los problemas económicos surgieron ya en el siglo XIII, deteriorándose la situación hasta la encomienda de la abadía, debido a su empobrecimiento, a finales del siglo XV, en buena parte por la mala gestión de sus abades.








 MONASTERIO DE BONAVAL (Retiendas):

Situado en un precioso paraje de las sierras de Guadalajara, el Monasterio cisterciense de Santa María de Bonaval agoniza y se desangra por las grietas de sus muros.








 MONASTERIO DE BONAVAL

En 1164, el rey Alfonso VIII de Castilla entregó el valle en que actualmente se asienta el monasterio a un grupo de monjes cistercienses para que lo habitasen velut precarium (de prestado). repoblaran la zona y sirvieran como barrera ante una posible invasión musulmana, aunque en estos tiempos la Reconquista había avanzado y las fronteras con los musulmanes estaba bastante lejos.




 MONASTERIO DE BONAVAL

 El nombre de este monasterio alude claramente al entorno geográfico en que asienta: un breve y estrecho valle, encajonado entre las altas sierras que se desgajan hacia el Sur desde el macizo central de la Somosierra.
Un breve arroyo lo nutre: previamente ha pasado lamiendo las edificaciones del lugar de Retiendas, y poco después de regar las huertas monacales del río Jarama.





 MONASTERIO DE BONAVAL

 Portada de la iglesia del Monasterio

 La impresión que tuve el día que lo visite, hace años, fué el sumergirme en un relato de Becquer, Edgar Allan Poe o incluso encontrarme ante Sherlock Holmes, buscando al perro de Baskerville...la fascinación era inmensa...El trabajo que me costó llegar hasta él, por un camino de tierra, me mereció la pena con creces. Os lo recomiendo...








 MONASTERIO DE BONAVAL 

Detalle de la nave principal, donde aun se conserva un ventanal




 MONASTERIO DE BONAVAL 

Capilla lateral de la cabecera







 MONASTERIO DE BONAVAL

 Arcs triunfal del presbiterio.
Es dificil hacerse una idea a través de las foto pero una vez dentro, aun se puede adivinar la estructura de la iglesia.





 

 MONASTERIO DE BONAVAL 

Exterior de un ventanal medio cegado con ladrillo para sujetar un óculo.






 MONASTERIO DE BONAVAL 

Planta del Monasterio de Bonaval
Escoltado de álamos, de densos encinares y altas crestas pizarrosas, asienta el monasterio que fuera antaño de monjes cistercienses, y hoy es solo un montón de ruinas cargadas, eso sí, de la belleza y la melancolía con que el tiempo pretérito deja impregnados estos lugares.






MONASTERIO DE ÓVILA (Trillo)



Santa María de Óvila es un monasterio cisterciense creado en el año 1186 y declarado monumento en 1931. Fue construido primeramente en Murel (actualmente término de Carrascosa de Tajo), varios kilómetros aguas arriba del lugar donde más tarde fue reconstruido en su actual emplazamiento, en el término municipal de Trillo, en Guadalajara




MONASTERIO DE ÓVILA

 En la actualidad, sus ruinas se encuentran dentro de una finca agrícola privada.



MONASTERIO DE ÓVILA  


Claustro en una foto antigua (principios del S.XX)

En 1186 se localiza ya en el lugar de Ovila, para el que el rey Alfonso concede también múltiples donaciones y acrecentamientos, a los monjes blancos que inicialmente habían acudido desde Valbuena.
A lo largo del siglo XV el Monasterio de Óvila comienza su lenta y permanente decadencia. Las guerras civiles del siglo XV provocaron la progresiva despoblación de los pueblos de la comarca del Alto Tajo.



MONASTERIO DE ÓVILA  

Portada barroca del Monasterio a principios de los años 20.



MONASTERIO DE ÓVILA  


Portada de la Iglesia del monasterio de Ovila en USA, donde esta en la actualidad.

En 1964 se colocó lo mejor del conjunto, la portada de la iglesia, en una sala del De Young Museum de San Francisco. El resto de las piedras, abandonadas en el Golden Gate Park, sufrieron cinco incendios y vandalismos.



MONASTERIO DE ÓVILA  

Una serie de vicisitudes agravan paulatinamente la ya precaria situación del Monasterio: en el siglo XVIII un incendio acabó con todo el archivo del monasterio; durante la Guerra de Sucesión la iglesia se hace parroquial para poder sobrevivir; en la Guerra de la Independencia sufre considerables mermas económicas y grandes desperfectos materiales; las iras y pasiones de los primeros años del siglo XIX en los pueblos cercanos, condenan al monasterio a la soledad y el silencio a pesar de la ayuda y protección del rey Fernando VII; y finalmente en 1835, cuando apenas quedaban monjes entre sus muros, la desamortización de Mendizábal es prácticamente su sentencia de muerte.


Planificado el trabajo por Julia Morgan, fue desmontado para su traslado, via Valencia, a California. La rapidez del desmontaje y traslado, el engaño y el aprovechamiento de pobreza de los campesinos y la situación española, pueden calificar este hecho de "expolio"




MONASTERIO DE ÓVILA  

Aspecto de la portada de la Sala Capitular antes del expolio






 MONASTERIO DE ÓVILA 

William Randolph Hearst, el magnate de los medios de comunicación norteamericano que inspiró a Orson Welles la película Ciudadano Kane, fue un comprador compulsivo de Patrimonio español.
Expulsados los monjes en 1836, un vecino lo compró en 1928 al estado por 3000 pts.

En 1929 lo vendió por 85.000 dólares a Arthur Byne, agente de William Randolph Hearst, con destino a su colección.




MONASTERIO DE ÓVILA  

Piezas desmontadas de la Sala Capitular
Arthur Byne, arquitecto de profesión, aunque nunca construyó nada, se dedicó a desmantelar decenas de monumentos españoles por encargo de Hearst

 La crisis iniciada en 1929 casi arruinó a Hearst quien casi "regaló" las piedras a San Francisco. La Guerra Mundial impidió su montaje. 
La piedras fueron compradas en 1994 y han viajado desde el Golden Gate Park hacia el norte de California. El coste estimado en el 2001 fue de 15 millones de dólares. 





MONASTERIO DE ÓVILA

 Los monjes del cister californianos intentan la reconstrucción de la Sala Capitular de Óvila en su abadía de New Clairvaux en Vina (California). Es el proyecto llamado "Sacred Stones", con finalización que se previó para mediados del 2008.
 Merino de Cáceres, experto en restauración de patrimonio, logró elaborar los planos con los que los canteros, el arquitecto y el constructor de la abadía californiana, sin conocimientos en arquitectura medieval, han logrado recomponer esta obra. Tuvo que convencerles, y no fue fácil, de que trabajaran con la medida del «pie castellano», usada en la arquitectura medieval, porque no había otra manera de guardar la relación exacta entre naves y bóvedas.





MONASTERIO DE ÓVILA  

Otra titánica tarea fue la de recomponer el rompecabezas, dado que las señales pintadas durante el desmontaje se habían perdido: «Hubo que extender todas las piezas, identificarlas, y con ellas, midiendo el pie del gigante, averiguar cuánto medía el gigante y qué dimensiones tenían las distintas partes, para luego elaborar los planos», relata el arquitecto

 


MONASTERIO DE ÓVILA

 Reconstrucción casi finalizada
Antes de resolver el puzle, fue necesario reponer todas las piezas perdidas, o bien tallando a su medida piedras inservibles procedentes de otras partes del monasterio, o bien con nuevo material, extraído de una cantera de Texas





MONASTERIO DE ÓVILA

 Resultado final desde el exterior de la Sala Capitular

 

Monasterio Cisterciense de Santa Ana (Brihuega)

Otro monasterio cisterciense, sin edificación de habitual estilo, es el de Santa Ana, que  fue fundado en 1615 por Juan de Molina. En 1936 las monjas fueron expulsadas de su convento briocense y en 1966 tuvieron que abandonar de nuevo el monasterio porque fue declarado en ruina, y tuvo que edificarse otro nuevo en las afueras de la población.




Vista del nuevo edificio, que añado solo a título de curiosidad



Fuentes:

http://www.aache.com/monaster/guadalajara_bonaval.htm

http://www.aache.com/monaster/

http://www.historiayarqueologia.com/m/blogpost…

https://es.wikipedia.org/…/Categor%C3%ADa:Conventos_y_monas…

 http://www.santamarialareal.org/


Bibliografía:

 "La herencia románica en Guadalajara" Inés Ruiz Montejo y otros.Editado por la Junta de Comunidades de Castilla-la Mancha